Revista Oriental

Uncategorized

EJEMPLO DE IGUALDAD DE GÉNERO

Frente al conservadurismo

La igualdad de género es un reto pendiente a nivel mundial. Para acotar las brechas entre hombres y mujeres es necesario pasar de los conceptos a la práctica, y esto lo saben en Taiwán. No solo porque tienen a la única mujer presidenta elegida de Asia, elegida en 2016, sino porque buscan convertirse en líder en aplicar políticas públicas en favor de las mujeres.
Aunque la tradición oriental es conservadora, muchas mujeres jóvenes de Taiwán tienen esperanza en el futuro desde que asumió el cargo la mandataria Tsai Ing-wen. Así lo afirmó el ministro sin portafolio Lo Ping-cheng durante una rueda de prensa.
El feminismo se abrió paso en Taiwán, como en otras partes del mundo, mediante protestas. Los cambios surgieron en los años ‘80 cuando los colectivos de mujeres denunciaban en las calles que debían elegir entre sus puestos de trabajo o la maternidad. Las manifestaciones se ganaron la atención del gobierno de turno. Como consecuencia, aumentó la participación de la mujer de la política. Fue un proceso que en el 2005 alcanzó su pico con la modificación de la Constitución para que los partidos incluyeran 50 % de mujeres en sus listas de candidatos. El 33,6 % de los legisladores son mujeres.
Durante el evento que se realizó en Taipéi, el ministro explicó que el gobierno ha establecido siete líneas de acción para aplicar políticas que beneficien a las mujeres: igualdad de derechos; toma de decisiones e influencia; empleo, economía y bienestar; población, matrimonio y familia.
“Buscamos modernizar nuestras costumbres para adaptarnos a las necesidades de la población”, sostuvo Lo Ping-cheng. Las intenciones del gobierno se traducen en medidas concretas para que las mujeres recuperen derechos y oportunidades: un día de descanso cada mes por periodo menstrual, permiso de maternidad por ocho semanas más cinco días y siete días en el año para cuidados de la familia.
Además, resalta la lucha contra el acoso callejero y laboral con la implementación de una línea para denunciar estos casos. Para conocer las brechas que aún persisten, el gobierno realiza un registro pormenorizado en el sector economía. También busca que las mujeres sean sus propias jefas y alcancen un negocio propio mediante la construcción de centros de innovación.
La diferencia salarial entre hombres y mujeres es del 14%. Del total de empresas, el 97,7% son pymes, y solo el 36% están a cargo de mujeres. En el caso de las compañías, un 36% son ocupan altos cargos. Las mujeres representan el 50% de la fuerza laboral en el país. Un 52% de las taiwanesas cuenta con un título universitario.
Pero tal vez lo más significativo se refleje en la educación con enfoque de género. Desde el nivel inicial, los niños son educados bajo una cultura de respeto a las mujeres y la igualdad de derechos en los centros educativos, y los docentes son capacitados constantemente. En noviembre, los ciudadanos de Taiwán tendrán la oportunidad de decidir sobre el futuro del matrimonio igualitario a través de un referéndum.
En Taiwán saben que el camino es largo, pero ya han avanzado un gran trecho, a diferencia de sus vecinos en Asia. ¿La meta? Llegar a la paridad en 2030.

Publicado en

Related Posts

Recibe noticias, novedades y contenido exclusivo Gratis !
Please wait...
Mira las publicaciones de nuestros números anteriores