Revista Oriental

Uncategorized

EN BUSCA DE LAS RAÍCES ANCESTRALES

Descubriendo el pasado familiar

中华家脉LOGO
Muchos descendientes chinos, por diferentes razones, conocen poco o quizás nada de su ascendencia, incluso del lugar donde nacieron sus antepasados. Y para encontrar esos “pasos perdidos” existe la empresa “My China Roots (Mis raíces chinas)”, que coadyuva, como su nombre lo indica, a descubrir y poner en contexto el árbol genealógico.
“Deseamos sensiblizar a la gente a ser más curiosos sobre ellos mismos y sus raíces. Queremos despertar conciencia sobre el trafondo cultural y por extensión de las culturas. Estar conectado es fácil, pero ‘sentirse’ conectado es más difícil. Nuestro objetivo es ayudar a esa conexión”, precisa Clotilde (Mei-ling) Yap, que pronto hará una visita al Perú.
“My China Roots”, fundada por el CEO Lie Huihan, en 2012, de padres chinos y nacido en Amsterdam (Holanda); él, previamente, sintió el interés y la curiosidad por retroceder en el tiempo y viajó primero a Indonesia y luego a la provincia china de Fujian, en ese proceso, al igual que muchos nacidos en ultramar, empezó a profundizar sus conocimientos.
La investigación que asume el equipo de trabajo parte de localizar y visitar los pueblos donde vivieron los antepasados, buscando indicios como jia pu (genealogía), templos clánicos y tumbas; considerando que el interesado no habla ni lee en idioma chino, la segunda parte consiste en añadir el contexto histórico-cultural, facilitando así el conocimiento e incluso organizar itinerarios de viaje-guiados.
“Hoy en China, por el vertiginoso avance económico y urbanístico, desaparecen aldeas antiguas y también desaparecen documentos u otros indicativos para encontrar las raíces, por eso, se recomienda llenar un formulario (http://www.mychinaroots.com/contact/request-form) para descubrir posibilidades o indicios que lleven a un feliz término”, añade Yap.
Las primeras experiencias de este grupo se desarrollaron a nivel anglosajón, pero ahora han ampliado su cometido al mundo hispanoamericano, considerando, por citar, que países como Perú, Panamá, México, Cuba y Brasil existen millones de descendientes chinos en tener un conocimiento cabal de sus antepasados, y también saber si aun tienen familiares en la tierra original.

PASIÓN POR EL AYER Una historia propia
Clotilde (Mei-ling) Yap es británica, nació en Londres en un hogar formado por un malayo-chino y una francesa. Es políglota y su interés por conocer de su pasado asiático lo aprendió de un tío materno que ‘buceó’ en el ayer para conocer que un antepasado, de las fuerzas realistas, fue decapitado durante los turbulentos años de la revolución francesa.
Ella creció en un ambiente de muchos recursos, su bisabuelo, nato de Fujian le contaba la historia de que al haber quedado huérfano viajó a Malasia, donde primero se dedicó al reciclaje y vender piezas de bicicletas, hasta que juntado sus ahorros pudo establecerse como constructor con el entonces Sultán de Selangor.
Yap, años más tarde, se pudo a estudiar la lengua mandarín en SOAS de Londres, teniendo especial afecto por la poesía Tang y la ficción china moderna, de la cuales ha hecho traducciones al inglés, además de practicar el arte de la caligrafía china y unirse a amigos para jugar el popular mah-jhong.
Cuando visitó la tierra de sus bisabuelo, Mei-ling o Clotilde, empezó a redescubrir en acción propia su pasado y su pasión familiar; eso la llevó a formar parte de My China Roots, para contribuir a explorar e investigar, con la venida del caso, el caso de otros descendientes chinos que residen en ultramar.
Ella estará en el mes de enero en Lima para entrevistarse con chinos y descendientes, y dar a conocer los proyectos que maneja la empresa.
Los interesados en contactarse con ella, lo pueden hacer a través del correo electrónico: clotildeyap@mychinaroots.com

Publicado en

Related Posts

Recibe noticias, novedades y contenido exclusivo Gratis !
Please wait...
Mira las publicaciones de nuestros números anteriores