Revista Oriental

Uncategorized

IGLESIA CATÓLICA ÚNICA

Curiosidad arquitectónica

Con una cruz que se eleva desde un techo de pagoda roja y dos estatuas de leones que custodian la entrada, una iglesia católica en el sur de Taiwán podría confundirse fácilmente con uno de los omnipresentes templos que salpican la isla.
Taiwán abarca la libertad de religión y tiene una de las densidades más altas de templos en el mundo, con cerca del 70 por ciento de la población creyente en el taoísmo, el budismo y las tradiciones populares chinas. Alrededor del seis por ciento de los 23,57 millones de habitantes de Taiwán son cristianos y 300 mil de ellos son católicos. Hay más de 1000 iglesias en toda la isla, pero la Iglesia del Espíritu Santo es particularmente única.
Ubicada en una calle tranquila en la ciudad rural de Yanshui, a una hora en coche de la ciudad sureña de Tainan, comenzó su vida como una simple estructura de madera, construida por un misionero alemán hace más de seis décadas.
Sin embargo, en 1986 fue reconstruido por el pastor chino Li Shaofeng quien tenía una visión muy diferente, combinando las características de un templo chino típico en el diseño, incluyendo linternas, pilares rojos y motivos de dragones pintados.
“El pastor pensó en construir una iglesia más de estilo chino para adaptarse al entorno local”, dijo Joseph Chung, el pastor actual de la iglesia.
“Él construyó esta iglesia con la esperanza de atraer más seguidores”, dijo Chung, de 67 años.
Varias otras iglesias en Taiwán incorporan algunas características similares a templos, pero ninguna en la misma medida. Los murales cubren casi todas las paredes interiores de la Iglesia del Espíritu Santo, representando enseñanzas de la Biblia, pero con un giro: la mayoría de las figuras lucen asiáticas y usan ropa de estilo chino.
Incluso el pan en el mural de la iglesia de “La Última Cena”, la famosa pintura de Leonardo da Vinci de Jesús y sus apóstoles, es reemplazado por baozi, bollos chinos al vapor.
En la parte posterior de la sala principal, junto al confesionario, hay un santuario con velas y un cuenco de incienso chino para conmemorar a los últimos pastores de la iglesia.
Quemar incienso es un tributo chino común a deidades o antepasados.
Chung dice que la cantidad de seguidores regulares que asisten a los servicios ha disminuido en los últimos años a medida que los residentes de Yanshui se mudan a las ciudades más grandes. Pero las misas aún se realizan todos los días, con eventos especiales que atraen a creyentes de todo el sur de Taiwán. La música para los servicios es realizada por monjas católicas del Monasterio adjunto de Santa Clara, que se inició en 1990.
La asistente de la Iglesia Cecilia Huang ha visitado regularmente la Iglesia del Espíritu Santo durante 20 años y dice que le gusta especialmente orar con las monjas.
Huang dice que aprecia la estética del diseño de la iglesia y dice que no cambia la naturaleza de su religión.
“La esencia es la misma”, dijo Huang, de 66 años. “Es solo la apariencia que parece que está integrada en el entorno de Taiwán, trayendo bendiciones a este lugar”.

Publicado en

Related Posts

Recibe noticias, novedades y contenido exclusivo Gratis !
Please wait...
Mira las publicaciones de nuestros números anteriores