Revista Oriental

Uncategorized

PATO MANDARÍN EN HUACHIPA

Apareció de la nada

Un ejemplar del famoso pato mandarín, considerado el más bello del mundo, visitó de manera intermitente las aguas de la Laguna de los Cisnes en el Zoológico de Huachipa. Este espécimen es el mismo que poco tiempo atrás sacudió las redes al ser avistado de manera solicitaría en los lagos del Parque de Nueva York.
El solitario ejemplar conocido como el pato de la suerte o del amor, ha sido visto en varias oportunidades por el público que pasea en bote por la laguna de los Cisnes y por la gente que suele pararse a los alrededores para disfrutar de la bella vista panorámica. Llama la atención por su bello plumaje y porque su colorido permite que fácilmente se le distinga entre los otros patos de esa laguna. Este pato, cuya especie presenta caractetísticas poco estudiadas, debió cruzar miles de kilómetros de manera solitaria para llegar hasta Lima.
Su largo recorrido habría tenido como fin aprovechar el cálido clima que hay esta parte de la capital y disfrutar de los pequeños peces, granos y plantas acuáticas que abundan en esta laguna artificial, donde también viven otras patos, pollas de agua y gansos.
Se trata de un ave natural de China, Japón y Siberia y en todo el mundo es requerido por los coleccionistas y aficionados por su extraordinaria belleza y colorido que incluso iguala y supera al pavo real.
Al igual que el pavo real, solo los machos presentan un singular aspecto para atraer y cautivar a las hembras, llamado diformismo sexual. El pato mandarín puede llegar a pesar como máximo medio kilo y medir entre 40 y 45 centímetros.

Publicado en

Related Posts

Recibe noticias, novedades y contenido exclusivo Gratis !
Please wait...
Mira las publicaciones de nuestros números anteriores