Revista Oriental

Uncategorized

ROMPIENDO EL DUOPOLIO

Construyendo propias naves

El C919, un avión de medio alcance construido en China para irrumpir en el duopolio de Airbus y Boeing, despegó por primera vez con éxito, un avance técnico que refleja las ambiciones aeronáuticas de Beijing de cara al futuro.
El aparato, fabricado por la empresa pública Commercial Aircraft Corporation of China (Comac), despegó desde el aeropuerto internacional de Shanghái, en un vuelo de prueba de una hora y media.
El avión, blanco, azul y verde, con la inscripción “C919” pintada en la cola, inició su vuelo como estaba previsto, en medio de aplausos y gritos de las miles de personas que presenciaron el despegue desde la pista del aeropuerto.
Con este aparato, que puede transportar a 168 pasajeros a 5.550 km de distancia, Comac espera poder rivalizar en los vuelos regionales con las dos grandes estrellas del medio alcance, el B737 del estadounidense Boeing y el A320 del europeo Airbus.
El régimen ha hecho de este aparato, del que su primer ejemplar fue presentado al público en noviembre de 2015, una apuesta de prestigio. Para su fabricación se han invertido importantes fondos públicos.
El objetivo de Beijing es, realmente, interponerse al duopolio de Airbus y Boeing, a los que ni el canadiense Bombardier ni el brasileño Embraer han conseguido hacer tambalear. Boeing y Airbus comparten, casi por igual, el vasto mercado chino, que debería destronar de aquí a 2024 a Estados Unidos como primer mercado mundial del transporte aéreo.
Comac, por su parte, espera obtener una parte de la cuota del mercado interno y después más allá de sus fronteras. La empresa pública aseguró haber registrado 570 encargos para el C919 a finales de 2016, casi exclusivamente de las compañías chinas.

Publicado en

Related Posts

Recibe noticias, novedades y contenido exclusivo Gratis !
Please wait...
Mira las publicaciones de nuestros números anteriores