Revista Oriental

Uncategorized

UNA LECCION indeleble

La paz debe prevalecerNikkei Aniversario Bomba Nuclear Hiroshima1

Perú Hiroshima y la Asociación Peruano Japonesa recodaron las bombas atómicas lanzadas a las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, que marcaron el inicio del fin de la II Guerra Mundial y que dejaron cientos miles de muertos y graves secuelas entre los sobrevivientes.
La venerable Jisen Oshiro de la comunidad Zen Sotoshu tuvo a su cargo el hoji (ceremonia ritual) con las clásicas kuyoo (ofrendas) y shoko (incienso), recitándose las estrofas de Sankiraimon y en el hall del Centro Cultural Peruano Japonés se abrió la exposición “Un mundo sin armas nucleares”.
Las diferentes instituciones prefecturales obsequiaron a Perú Hiroshima Kenjinkai mil grullas elaboradas en origami, como símbolo de paz eterna; el coro Baika del templo Zuihoji se hizo sentir con la “Canción del inicio”.
“Para nosotros los hiroshimanos y, estoy seguro, los nikkeis en general tenemos presente estas duras experiencias, llenas de dolor, esfuerzo y sacrificio. Es una gran lección de respeto y amor a la vida, que no debemos olvidar”, dijo el presidente de Perú Hiroshima, Pedro Komatsudani.

Publicado en

Related Posts

Recibe noticias, novedades y contenido exclusivo Gratis !
Please wait...
Mira las publicaciones de nuestros números anteriores