Revista Oriental

Uncategorized

CAMINO A MARTE

Pronostica creador de Yutu

China camino a marte

 

El padre del «Conejo de Jade», el módulo de exploración lunar chino, confía en poder enviar a Marte una versión de su vehículo teledirigido: «Espero que de aquí a que me jubile, el pueblo chino pueda iniciar la exploración de Marte», declaró Jia Yang en una entrevista difundida por la agencia Xinhua.
Jia también contó su desesperación cuando el robot, posado a mediados de diciembre en el suelo lunar, cesó de comunicarse con la Tierra unas semanas después.
El «Conejo de Jade» («Yutu» en mandarín, un nombre que hace referencia a la mitología china) es un todoterreno de seis ruedas lleno de electrónica. Tuvo un problema mecánico causado por el «entorno complicado en la superficie de la Luna», explicó a fin de enero la administración de Estado encargada del espacio. Los científicos temieron que no hubiera sobrevivido a una de las frías noches lunares, que duran el equivalente a 14 días terrestres.
«Es como si fuera engullido por un monstruo, que su espíritu estuviera lúcido pero que no pudiera moverse», explicó Jia para describir sus emociones de la época.
Finalmente el contactó se restableció con el «Conejo de Jade» a mediados de febrero, para gran alivio de los medios de comunicación nacionales. Las autoridades declararon que la misión era un «éxito total» pero que los problemas mecánicos del robot se iban acumulando. Las últimas informaciones se remontan a mayo e indicaban que estaba cada vez más «debilitado».
Beijing considera a su programa espacial como un símbolo de la ascensión de China entre las potencias mundiales. El alunizaje sin incidentes del «Conejo de Jade» fue motivo de gran orgullo y por lo cual la población se entusiasma por las proezas del robot. El programa espacial chino prevé instalar una estación permanente en órbita antes de 2020 para, a plazo, enviar un hombre a la Luna. Un alto responsable científico citado por los medios de comunicación oficiales indicó en 2012 que China preveía tomar muestras en Marte antes de 2030.
Pero, China no es el único país que busca descender en Marte. En efecto, Estados Unidos, a través de la agencia espacial NASA lanzó a la atmósfera terrestre el Desacelerador Supersónico de Baja Densidad (LSDS, por su sigla en inglés) que le permite probar tecnologías con las que espera transportar humanos a Marte. El llamado «platillo volador» llegó a 54.000 metros de altura, lo que permitió probar la reacción del vehículo a la atmósfera propia de Marte, que es similar a las condiciones existentes a esa altura.

Publicado en

Related Posts

Recibe noticias, novedades y contenido exclusivo Gratis !
Please wait...
Mira las publicaciones de nuestros números anteriores