LA FILOSOFÍA DEL KABEKO

Infalible sistema de ahorro japonés

Cuando se va acercando fin de año o comienza un nuevo curso, en época de cambios y nuevas etapas, uno de los propósitos más repetidos es ahorrar para sanear la economía, hacer ese viaje de ensueño, comprar una casa o un auto, o tener las cuentas claras a final de mes para permitirse algún capricho

Kakebo se pronuncia ‘kakiboh’, esta palabra japonesa no es nada más ni nada menos la que da nombre al libro de cuentas del hogar, un concepto que tiene más de 100 años ya que tiene su origen en 1904 según la escritora Fumiko Chiba, autora de Kakebo, el arte japonés de ahorrar dinero.
En su libro Chiba explica que la idea originaria de este método surge de Hani Motoko, la primera mujer que fue considerada periodista de Japón, que buscaba que las esposas pudieran manejar de forma eficiente la economía familiar, empoderando a las mujeres haciéndoles partícipes de las finanzas familiares.
“Aunque Japón es una cultura tradicional en muchos aspectos, el kakebo fue una herramienta liberadora para las mujeres, porque les daba control sobre las decisiones financieras”, explica Fumiko Chiba en su libro.
Ha pasado más de un siglo desde que comenzaron a utilizarse y a día de hoy, estos libros de cuentas siguen vendiéndose y utilizándose en Japón, incluso con el auge de las apps de ahorro que existen, kakebo no solo sigue vigente en el país del sol naciente sino que ha encontrado muchísimos adeptos en Occidente.
Cómo funciona
Es un método que requiere fuerza de voluntad y constancia para que tenga éxito, pero es cierto que el mayor esfuerzo hay que realizarlo en un primer momento. Puedes hacer tu misma tu cuaderno Kakebo de ahorro pero también puedes ahorrarte la tarea de ir separando por categorías tus ingresos y gastos o adquirir directamente un cuaderno Kakebo en el que ya puedas ir rellenando campos.
Kakebo se divide en días, semanas y trimestres. Puedes apuntar gastos diarios o semanales, ingresos, dividir los gastos en ocio (el gym, cine, restaurantes…), extras (por ejemplo la lavadora se estropea y hay que repararla) y gastos esenciales como el transporte, gasolina, colegio, alimentación… utilizando colores diferentes, incluso pegatinas si te resulta más divertido y atractivo a la vista. A final de mes simplemente se restarían ingresos menos gastos. Esto en cuanto al control de las finanzas pero el método Kakebo también te ayuda a mejorarlas.
Filosofía de Kakebo
Después de observar en unas semanas la relación de tus gastos conforme a tus ingresos podrás tener una visión más global de tus finanzas y ahí es cuando vas a poder mejorar tu economía, lo que has conseguido ahorrar y lo que en realidad te hubiera gustado, cuáles son los gastos superfluos de los que puedes prescindir y de ahí poder cambiar, en la medida de lo posible, la actividad económica para poder mejorar la relación ingresos-gastos. Según Fumiko Chiba, el método Kakebo te hace tomar conciencia de en qué gastas el dinero y cómo podrías llegar mejor a fin de mes o incluso elevar tu ahorros. Chiba afirma que el margen de ahorro puede alcanzar hasta un 35% de tus ingresos. Con estos argumentos no perdemos nada por intentarlo.
Excel como herramienta
Excel es un magnifico recurso para desarrollar el libro de cuentas Kakebo en tu computador o dispositivo electrónico.
Excel es una hoja de cálculo que te ayudará a usar el método y sacar aún mayor partido.
Para ello sigue los siguientes pasos y confecciona una hoja en la que apuntar todos los importes tanto de ingresos como de gastos.
Pasos:
Sitúate en la hoja 1, en blanco o nueva.
Escribe en la fila 1: Los meses del año de Enero a Diciembre, puedes usar las listas personalizadas del programa de hojas de cálculo Excel.
A continuación en la columna A lo que tienes que apuntar son los gastos, según la metodología Kakebo son los siguientes:
Hipoteca / alquiler, Comunidad, Electricidad, Gas, Agua, Móvil, Internet, Seguros, Impuestos, Otros.
Alimentación, Farmacia, Transporte, Hijos, Mascotas, Tabaco, Bares y discotecas, Restaurantes, Snacks, Apuestas, Otros.
Viajes, Regalos, Formación, Libros, Música, Experiencias, Reparaciones, Hogar, Electrónica,Otros.
Coloca colores y bordes para dar un aspecto mejor a la tabla para ello puedes ver este artículo del site: Colore y Bordes, fíjate en la imagen para inspirarte.
Por último añade entre los ingresos y bordes, inserta filas en Excel, las siguientes definiciones:
Objetivo de ahorro. Total gastos. Quedan.
Da formato a las nuevas filas y usa el asistente de fórmulas para que en las celdas de Total gasto aparezca la suma de todos los importes de gastos.
En la fila donde reflejaras los datos de Quedan expresa la resta, (puedes aprender a restar en Excel en mi post: Como restar en Excel), del Total – el objetivo del ahorro y – el total de gastos.
Tienes disponible este libro de cuentas Kakebo en formato bolsillo para que lo puedas llevar a todas partes y no olvidar apuntar ningún importe.
Según sus editores comentan respecto a las últimas ediciones del mismo: “Esta edición del Kakebo contó con la opinión de muchos usuarios a través de un concurso en las Redes Sociales en el que se les pidió que nos diesen trucos de ahorro y que nos dijesen aquello que les había gustado y no del anterior. Recogimos todas las opiniones y las plasmamos en el nuevo. Por ejemplo, muchas personas necesitaban más amplitud para los ingresos y menos para los gastos fijos.”
La clave para sacarle el máximo partido al método es tener constancia y llevar al día las cuentas, al principio puede que te parezca un poco tedioso, sin embargo seguro que si eres constante y consigues completar tu primer mes podrás poner las bases para ahorrar cada día un poco. De hecho ya hay multitud de personas que lo han aprovechado con éxito.
Además con Excel podrás exprimir aún más la información de tus ingresos y gastos y lograr ahorrar poco a poco.

Mira también

ENERGÍA RENOVABLE POR LA TRADICIONAL

Sustitución avanza a paso pausado Foto: El periodico de la Energía La capacidad instalada de …