LAS RUINAS DEL CASTILLO DE TAKEDA

Primavera y verano, estaciones ideales para contemplar las ruinas. En un día soleado del otoño pareciera que el castillo emerge entre la densa neblina

El Japón ofrece muchos lugares para visitar, no sólo es la modernidad de las grandes metrópolis como Tokio, Osaka u Hokkaido, entre otras ciudades o en las tradiciones japonesas como los templos, teatros kabuki, festividades, también ofrece naturaleza e historia donde el visitante puede disfrutar y aprender sobre este archipiélago.
Uno de los lugares que llama la atención son “Las Ruinas del Castillo de Takeda”, y que tiene una relación directa con el Perú ya que muchas personas y en artículos de internet o revistas se refieren a lo que queda de este castillo como el “Machu Picchu de Japón”, en parte por su forma parecida, levantada con piedras en la cima de una montaña.

Nota de Rosa María Sakuda Fotografías: 【写真提供:吉田利栄】YOSHIDA TOSHIHISA

También conocido como el “Castillo en el Cielo” (天空の城
(てんくうのしろ), ya que las nubes rodean la montaña durante el amanecer creando una atmósfera única que hacen pensar que el castillo se encuentra flotando en el cielo.
Otra de las denominaciones es “tigre acostado” (虎臥城
(とらふすじょう、こがじょう) debido a que la montaña de Kojo, donde está ubicado el castillo, tiene la forma de un felino reposando.

La historia
El castillo se construyó por el año 1443 por Otagaki Mitsukage, convirtiéndose en el señor de la fortaleza al término de la obra. Por la ubicación, se podía tener una vista amplia de los alrededores y era un lugar estratégico en ese tiempo. A finales del siglo XVI, lo conquistó Hideyoshi Toyotomi, cuando inició su lucha por unificar el país del Sol Naciente.
Tiempo más tarde, el último señor del castillo, Akamatsu Hirohide,construyó los muros del exterior para protegerlo del tráfico de plata y cobre que se extraían de las minas de Ikubo, ubicadas en las cercanías. A principios del siglo XVII el castillo fue abandonado al término de la batalla de Sekigahara, ocurrida en 1600.

Ubicado en la cima
Actualmente ya no queda la construcción original de lo que fue el Castillo de Takeda, salvo las murallas de piedra que han sido restauradas y mantenidas para que puedan ser apreciadas. Está conformado por un castillo central y tres partes adicionales. Desde allí se pueden observar las montañas de los alrededores, con el apoyo de miradores.
Si bien más conocido por estar cubierto con niebla, Takeda en pleno día soleado también muestra una vista impresionante y se puede recorrer por toda la zona. Alrededor de la torre y del recinto principal, los anillos curvos están dispuestos hacia tres direcciones. De este a oeste tiene una distancia aproximada de 100 metros y de norte a sur unos 400 metros. Es uno de los más grandes restos de muros de piedra a nivel nacional.
En el año 2006 fue seleccionado entre los “100 castillos famosos en Japón” y en el año 2012 fue certificado como “Un lugar sagrado para los amantes”. Durante el invierno también impresiona por estar cubierto de nieve y, a través de fotos profesionales, se puede ver lo hermoso que ofrece la naturaleza cuando caen los copos.
Sin embargo, desde principios de enero hasta finales de febrero, el ingreso está prohibido. Durante esa temporada, los caminos y el interior de las ruinas están cubiertos de nieve y se forma hielo lo cual hace peligroso el recorrido.

Flotando en las nubes
Por su localización y el fenómeno natural conocido en japonés como unkai,(うんかい)), literalmente “ mar de nubes”, que se produce en la zona, por las mañanas el lugar se cubre de niebla y da una sensación que el castillo estuviera flotando en el cielo. Sin embargo, como todo depende del clima, no es seguro en que momento se puede apreciar el castillo cubierto de neblina, aunque usualmente lo recomendable son los amaneceres de octubre y noviembre.
Para observar el castillo, como si estuviera flotando, hay que dirigirse al observatorio ubicado al frente del Castillo de Takeda conocido con el nombre de Ritsuunkyo(りつうんきょう), y para llegar hasta allí es necesario caminar 45 minutos desde el centro de la ciudad de Asago o 10 minutos si se va en auto.

¿Cómo disfrutar la visita?
Para aprovechar al máximo la visita a las ruinas y sus alrededores, puede tomarse como modelo uno de los cinco los recorridos recomendados en la página web del “Castillo de Takeda”. En caso del aficionado a las caminatas hay el denominado trekking, con una duración de 180 minutos; si es en autobús, éste aparca en las inmediaciones del castillo, con un caminar de 20 minutos para llegar al destino. Al ingresar a las ruinas, la ruta es de una sola dirección y adicional a los lugares permitidos, también hay prohibiciones a otras zonas.

日本のマチュピチュと呼ばれる「竹田城跡(たけだじょうせき

兵庫県朝来市和田山町竹田にある「竹田城跡」は、標高353.7mの古城山(虎臥山)の山頂に築かれた竹田城の跡です。「天空の城」として、また「日本のマチュピチュ」として全国的にも有名です。本家のマチュピチュは南米ペルーのアンデス山脈の標高約2450mの尾根に位置する古代インカ帝国の遺跡として世界遺産にもなっていますが、竹田城跡はまさにそれと同じように勝るとも劣らない素晴らしい景観を見せてく
特に秋のよく晴れた日の朝方は朝霧がよく出て、雲海が山の麓を覆い、山頂から見せる竹田城跡はまさに「天空の城」そのものです。
古城山の全体が虎が伏せているように見えることから、竹田城は別名「虎臥城(とらふすじょう、こがじょう)」とも呼ばれています。竹田城跡は東西に約100m、南北に約400mもの石垣を残し、現存する日本の山城の遺構としては全国屈指の大きさがあります。城郭はほぼ中央に配置されている天守台をはじめ、本丸、二の丸、三の丸、南二の丸が三方に向けて順々に手前に来るように配置された連郭式を採用しています。
廃城から約400年もたった今でも石垣が当時の姿をほぼそのままに残しています。これは自然の石の形をほとんど加工することなく用いて積む積み方「野面積み」によって、下の石に上の石の負荷がかからないよう計算されていて耐久性が高い積み方だからです。
遠くから眺める竹田城跡も良いですが、間近で見る石垣もまた竹田城跡の見所です。
その美しさから2006年(平成18年)には「日本100名城」に、またそれを見たさに恋人たちが多く集まったことから2012年(平成24年)には「恋人の聖地」として認定されています。
特に秋のよく晴れた日の朝方は朝霧がよく出て、雲海が山の麓を覆い、山頂から見せる竹田城跡はまさに「天空の城」そのものです。

 

Mira también

ENERGÍA RENOVABLE POR LA TRADICIONAL

Sustitución avanza a paso pausado Foto: El periodico de la Energía La capacidad instalada de …