NOTA DE ACTUALIDAD: SUSPENSIÓN DE OPERACIONES MINERAS

Implica retroceso socioeconómico y presunta menor inversión minera

 

El anuncio oficial de la empresa china Minerals and Metal Gruop (MMG), con sede en Hong Kong, de suspender la producción de cobre en el yacimientos de las Bambas (Apurímac), desencadenó desconcierto político, económico y social en el Perú. La paralización de labores –sin tiempo definido- generaría serias dificultades en la recaudación fiscal (gobiernos central, regional y municipal), a la par de poner en juego la estabilidad laboral –directa e indirecta- y configurar desaliento en la inversión pública y foránea.
A eso se sumaba, previamente, la declaración de la primera ministra sobre el posible cierre de otras mineras en Ayacucho, una de ellas vilmente siniestrada por azuzadores de ideas trasnochadas o que buscan, camuflados, intereses económicos particulares, utilizando a comuneros como alfiles para perpetrar acciones vedadas. Las Bambas desde 2016 ha sumado 400 días de bloqueo en el Corredor Minero Sur para transportar el cobre desde las alturas andinas hasta la costa, ocasionando heridas a seres humanos y severas pérdidas económicas; sin dejar de lado, similar situación con la mina Cerro Lindo de Nexca, en el distrito chinchano de Chavín (Ica).
Es más, el desalojo de mineros clandestinos por parte de la policía –a mediados de este mes- que trataban de ocupar espacios que no le correspondían en las inmediaciones de la mina, implicó que vándalos atacaran un puesto de vigilancia e incendiaran vehículos, excavadoras, minicargador camión-cisterna y contenedores pertenecientes a Las Bambas; si bien la violencia no dejo muertos si varios efectivos heridos.
En momentos en que se trata de resurgir dentro de la –casi inacabable- pandemia de la Covid-19 y sus mutaciones, el cierre de Las Bambas implica sumariamente una reducción entre 1-2% del producto bruto interno (PBI), es decir, un efecto contraproducente, además de poner en duda una inversión para la ampliación del yacimiento de US$ 2 mil millones.
Hacer realidad Las Bambas, a 4 mil metros de altura, desde que era propiedad de la transnacional Xstrata, significa audacia, voluntad y oportunidad, más allá de las contradicciones y complejidades de la realidad, especialmente en la lucha contra la pobreza y extrema pobreza de los comuneros residentes. La situación es crítica y el Gobierno central está en la obligación de encontrar soluciones a ese conflicto y otros que van apareciendo. No es suficiente el papel estatal de ser mero mediador, ni tampoco las desafortunadas justificaciones del ministro de Energía y Minas.
“Como resultado de este (último) bloqueo (más de 80 días) en curso y la restricción de la logística de entrada y salida, Las Bambas se ha visto obligada a reducir progresivamente las operaciones mineras y la producción cesará a mediados de diciembre debido a la falta de consumibles claves”, reza el comunicado de la MMG; las pérdidas de esas constantes interrupciones en la vía generan perdidas diarias de US$ 9,5 millones, según registros de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE).

Pronunciamientos de Capechi y Aecp
La Asociación de Empresas Chinas en el Perú (AECP) expresó su adhesión y respaldo: “Minera Las Bambas, miembro de la Asociación de Empresas Chinas en Perú, es uno de los principales productores de cobre de Perú y siempre está trabajando para promover el desarrollo en bien de la industria minera peruana. Debido al bloqueo continuo de la carretera principal utilizada para transportar sus materiales de producción y productos de venta, la empresa ha anunciado la posible suspensión de sus operaciones”.
“Las Bambas representa el 2% de la producción mundial de cobre y ha generado más de 8 mil puestos de trabajo directos e indirectos. El continuo bloqueo impide la libre circulación de los trabajadores de la empresa y la entrega de los suministros esenciales, lo que no sólo afecta a la propia operación de producción de Las Bambas, sino que también aumenta la preocupación de los inversores sobre el desarrollo de la economía peruana”, concluyó.
Unos días antes, la Cámara de Comercio Peruano Chino (CAPECHI) también hizo pública su posición, precisando que el cierre (bloqueo) de Corredor vial “incremente la inseguridad social y económica que atraviesa el país y proyecta una mala imagen para futuras inversiones extranjeras”, preocupación –agrega- “basada en incentivar el intercambio comercial entre Perú y China y que la falta de decisiones perjudica las relaciones comerciales entre dos países hermanos”.
Casi en paralelo a ese comunicado, la entidad gremial organizó el webinar “Análisis y perspectiva de la minería en el Perú”, con presencia de los ex ministros Cayetana Aljovín, Rafael Belaúnde, Gonzalo Tamayo y Jorge Merino, así como de José Tam Pérez, Álvaro Barrenechea y Luis Rodrigo; si bien no se analizó a profundidad el caso de las Bambas, las conclusiones a la que llegaron, en términos generales, son elocuentes:
“Perú y China con países milenarios, mineros y metalúrgicos, y toda inversión encamina al desarrollo económico y multiplicación de reservas, es una fuente de ingresos descentralizada; el papel de la minería es indispensable para explotar los recursos bajo tierra y el Perú es polimetálico, aunque muchos minerales están ubicado en lugares –actualmente- inaccesibles;. Y el Estado debe hacer respetar el orden público y prestar las garantías y seguridades del caso para evitar los arbitrajes internacionales”.

Voces de la región y provincia
El gobernador de la Región Apurímac (GRA), Baltazar Lantarón, expresó su preocupación por la inminente suspensión de labores mineras y destacó la necesidad de imponer el principio de autoridad “pues no se puede hacer uso y abuso de la protesta”. “Creemos que los hermanos de Chumbivilcas, que están a 200 kilómetros de la minera Las Bambas, se creen zona de afectación directa, pero eso es inviable. Zona de afectación directa solamente es el distrito de Chalhuahuacho y los cinco distritos de la provincia de Cotabambas más (distrito) Progreso Grau”, señaló en entrevista con RPP.
Asimismo, el alcalde cotambambino y sus pares distritales, mostraron su oposición a los constantes bloqueos, debido a que “ponen en grave riesgo la asignación de regalías contractuales y el canon minero. Incluso en carta abierta al Poder Ejecutivo, dejaron reclamo de su pedido de un Fondo de Compensación Social de 800 millones de soles en caso de “no solucionarse el bloqueo del corredor minero”, para así cumplir con los proyectos de desarrollo presupuestados y programados para el 2022. (Ac-ko).

 

Mira también

INVIERTE LA TENDENCIA

La población aumenta Foto: Asia News La población de Taiwán registra un ligero aumento por …