REEDITAN CUENTOS

Cuentos de Víctor Higa

Foto: Perú 21

La primera edición de “Que te coma el tigre”, en 1977, tuvo una celebrada acogida de la crítica literaria y de los lectores, quienes agotaron los ejemplares en poco tiempo: el libro de cuentos de Augusto Higa llegó a circular fotocopiado entre los universitarios.
Después de 44 años, aparece con una nueva reedición, esta vez de la mano de Planeta. A propósito de esta publicación, la Agencia Andina conversó con el escritor de ascendencia japonesa sobre sus cuentos, el lenguaje, la escritura y la literatura actual.
“No releo mis libros y así ha sido con este. No lo hago porque siempre encuentro imperfecciones, algo por corregir”, dice el maestro al inicio de la entrevista. Claro, siempre hay esa insatisfacción del tipo escrupuloso, que quiere sus cosas perfectas. Pero la perfección no existe. Siempre hay errores, tonos oscuros, pifias. Trato de hacer buenamente lo que puedo.
Los cuentos fueron escritos entre 1968 y 1974. Ya luego fueron publicados por una pequeña editorial. Los escribió cuando contaba entre los 21 y 23 años de edad; estaba en la Universidad de San Marcos y era estudiante de Literatura. Algunos de esos cuentos fueron leídos por Washington Delgado y Antonio Cornejo Polar.
Con Gregorio Martínez y otros autores entendieron que la literatura era expresar sentimientos e idiosincrasia de las clases populares, con un lenguaje estético, y una estructura literaria perfecta: saber administrar al personaje, dar un mensaje popular y cuidar mucho el lenguaje.
En esa época se utilizaba máquina de escribir (incluso portátil). Pero Higa prefería hacerlo a pulso con lápiz, por si había que borrar yerros, pues lo consideraba más íntimo.
El nikkei ha terminado un libro de cuatro cuentos, que están en proceso de corrección y que, provisionalmente, lleva el título de “Cuentos informales”, porque tiene que ver con vendedores ambulantes, los mercados.
Augusto Higa nació en Lima, en 1946 y ha publicado “La casa de Albaceleste”, “Okinawa existe”, “La iluminación de Katzuo Nakamatsu”, “Gaijin”; haciéndose acreedor a premios literarios como el José Watanabe Vargas de la APJ y el Novela Breve.

Mira también

ENERGÍA RENOVABLE POR LA TRADICIONAL

Sustitución avanza a paso pausado Foto: El periodico de la Energía La capacidad instalada de …