ARQUITECTO TUSAN CON MUSEO PERSONAL

Originalidad y reminiscencias

Carlos Malca León y Patricia Lay Luy acompañado de sus hijos Luis Miguel y Karina. Fotos: Jhonny Lay

Vista de la sala principal, al fondo el biombo centenario

Desde temprana edad Luis Malca León, quizás por su fisonomía, se sintió identificado con sus raíces peruanas y chinas, y fue creciendo y prestando atención a lo que lo rodeaba, teniendo como inspiración memoria y el afán de dibujar. Con su progenitor, Carlos Malca recorría Lima y disfrutaban con observar las edificaciones y plazas coloniales y republicanas; con el abuelo, José León Pui, fundador de la aun vigente fábrica de hojuelas de camarón, charlaba sobre las artes y cultura chinas. Mientras su madre, Carmen León Wu, lo apuntalaba en las lecciones escolares y preuniversitarias. Todo ello lo fue perfilando para ocupar una vacante y graduarse en la facultad de Arquitectura en la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI),
Ya como profesional, ha llevado adelante, en su trayectoria de 30 años, 22 proyectos personales: residencias, edificios de vivienda, restaurantes, oficinas y casas comerciales, incluyendo inversión propia. En tiempos más recientes, asociado con la descendiente sinojaponesa Paola Man Higuchi, ha mantenido igual ritmo, ejecutando un condominio de tres torres, con un total de 320 departamentos, en el distrito limeño de Jesús María, entre otras labores.
En ese trajinar, además como docente en la especialidad de dibujo en la Universidad de Ciencias Aplicadas (UPC), por 14 años, también ha dedicado espacio a un sueño de niño, nacido en el hogar de su abuelo materno que vivía frente al Congreso, en las inmediaciones del Barrio Chino, y realimentado con visitas a familiares en las ciudades de Los Ángeles y Nueva York: crear un propio espacio-museo con muebles y enseres chinos, completando la inspiración con asistencia museos norteamericanos y europeos, recibiendo influencia de de la corriente artística ‘Chinoserie” (Palacio de Versalles, París), la imaginería del arte imperial chino en Rotterdam, Londres; sin olvidar la famosa antigua Casa Aliaga de Lima, adornada con antiguos jarrones chinos en su sala principal.
Así, accedimos en el hogar de Luis Malca León y disfrutar del ambiente chinesco, entre ellas dos centenarias antigüedades, un armario y un biombo de ébano, con incrustaciones de finas piedras y marfil; otras son piezas encontradas en Vancouver, y que corresponde a piezas de uso común –que están desapareciendo- de la entonces China rural: sillas, banquetas, canastas, cestas.
En ese altar, en memoria de sus ancestros, cuenta con el apoyo de su esposa y tusan Patricia Lay Lau, diseñadora gráfica, y de su suegro Humberto Lay, autor del diseño del Chifa Kuo Wha de Miraflores y de la remozada Sociedad Central de Beneficencia China (Barrio Chino).
Malca León y Lay Luy comparten sus actividades profesionales y hogareñas, con sus hijos Luis Miguel y Karina (estudiantes universitarios), tanto en Lima como en la canadiense Vancouver, cerca a las inmediaciones de los vecindarios Richmond y Burnaby, ambas zonas acogen a chinos que emigraron desde Hong Kong a partir de 1997 y de otras regiones del Asia.

Mira también

INVIERTE LA TENDENCIA

La población aumenta Foto: Asia News La población de Taiwán registra un ligero aumento por …