CÓMO SE CELEBRA EN AÑO NUEVO LUNAR

En términos generales, las celebraciones por el Año Lunar (en chino tradicional, 農曆新年; en simplificado, 农历新年; en pinyin, nónglì xīnnián, “Año Nuevo del Calendario Agrario”) empiezan con los preparativos en las semanas previas y van creando un ambiente adecuado para las dos semanas, de acuerdo a la tradición, que dura el acontecimiento, que culmina con el Festival de las Farolas, también conocida como el Año Nuevo Menor.
Así, en las puertas o ventanas se cuelgan o pegan dísticos (Chun Lian 春联) de fondo rojo con poemas o coplas alusivas a la felicidad y prosperidad, se embadurna con miel u otro dulce los labios del dios de la Cocina, para que cuando se encuentra con el Emperador Celestial solo hable bien de la parentela, y se hace un aseo integral del hogar, arrojando los desperdicios por la puerta principal, amén de cancelar las deudas –monetarias o no- a fin de recibir el nuevo calendario agrícola en forma inmaculada.
La primera noche se cumple la regla de no comer carne roja, teniendo como manjar central al pescado
(余 yú, que implica abundancia) para tener una vida a plenitud y larga, recibiendo los dones de los dioses del Cielo y la Tierra. La estampa del mítico dragón (Wu Long 舞龙) aparece simbolizando la sabiduría, la cultura y el bienestar, y los danzantes aparecen y desfilan por calles y plazas públicas, al ritmo de gongs, platillos y tambores; los estruendosos petardos artesanales han cedido –por expresas prohibiciones contaminantes- el espacio a los juegos pirotécnicos electrónicos.
Los leones (Wu Shi 舞狮 ) van detrás del alado, con coloridas vestimentas, haciendo cortos altos frente a los pórticos de las viviendas o establecimientos comerciales para disfrutar de las lechugas colgadas y que en su interior contienen sobres rojos con dinero; esto se replica en todas las comunidades asiáticas que residen en otros países o regiones, a la par de realizar exhibiciones de wushu a mano libre y con armas.
Los niños reciben también obsequios, entre ellos los también festivos sobres rojos (红包, Hóng Bāo en mandarín; Lai See o Li Si en cantonés), conforme rinden respeto a sus mayores; los ancestros también merecen recuerdos, y se elevan oraciones por ellos; y, se hacen visitas a familiares y amistades, en cálido jolgorio.

Mira también

SUSCRIBEN CONVENIO INTEGRAL

SNI peruano y CNFI de Taiwán Foto: SNI La Sociedad Nacional de Industrias (SNI) y …