EL AÑO DE LA RATA

El comienzo de un nuevo ciclo astral

El Año de la Rata de Metal, que inicia el 25 de enero y culmina el 11 de febrero de 2021, en términos generales, está marcado por situaciones radicales. Cualquier iniciativa a tomarse a lo largo de los meses, debe medirse reflexivamente a fin de minimizar riesgos y maximizar logros, teniendo en cuenta, aleatoriamente, la intuición en el proceso de cavilar. Cada decisión tomada habrá de influir en los siguientes 11 años.
Según la carta astral china, cuando se trata de administrar las finanzas, la inactividad o la vacilación están fuera de discusión. En este nuevo periodo, la recomendación es coadyuvarse a sí mismo, antes de estar preocupado por los asuntos económicos o financieros de terceros.
En contrario, el costo podría ser demasiado alto para aquellos que no han resuelto sus propios problemas en forma prioritaria y han preferido dejar pasar el tiempo por perseguir quimeras.
Roedor de metal
La personalidad de los natos de este signo refleja su estado de ánimo y de energía. Apasionado por todo lo que emprende, ama su libertad por encima de todo y es renuente a ser incitado o coaccionado en situaciones que le parecen desagradables, absurdas o tediosas.
Es celoso y dominante frente a sus compañeros. La sed de sentirse reconocido y admirado no parece tener límite. Empero, es brillante e ingenioso cuando se trata de encontrar soluciones frente a problemas de diverso rango; sin embargo, tiene dificultad para aceptar o aprender de sus yerros. La rata no es aficionado a la soledad, por eso cuando se ve privado de apoyo moral por parte de sus familiares es propenso a caer en la depresión.
Malicioso y emocional cuando está de buen humor, es importante tener en cuenta que es muy generoso en sus actos, a pesar de que no es su principal característica.
El metal asociado
En la ancestral cultura china, el elemento metal simboliza el otoño, es decir tiempo de cosecha y, por ende, se le asocia con el oro. Por lo tanto, es un período en que si uno ha realizado inversiones anteriores en proyectos de envergadura puede esperar ver que sus ingresos crezcan con solidez. Es tiempo de renovadas ambiciones y estrategias, donde se da vuelta el pasado sin remordimientos.
Flexible y rígido al mismo tiempo, es valioso aprender a manejar el elemento metal para extraer todo su potencial. La atmósfera de oportunidad financiera domina el signo de la Rata, aunque también puede acentuar las tensiones, producido por comportamientos inescrupulosos de oportunistas temerarios, listos para aprovechar cualquier circunstancia y promover inversiones dudosas, aunque parezcan rentables. Lo recomendable es evitar cualquier controversia directa, por mínima que pudiera ser, en caso de malentendido durante la transacción financiera, salvo que se esté dispuesto a defender con entereza los propios intereses. La sabiduría y la diplomacia son los mejores aliados para eludir trampas o pésimos cálculos, incluso la traición de un aventurado socio.
Combinando matices
Según lo que marca el horóscopo para este año, los colores adecuados para equilibrar los flujos energéticos de los cinco elementos de la cosmología (wu xing), son el dorado, el amarillo, el gris claro, el blanco y el azul.
Así, la combinación de agua y del metal facilita fluidez, ofrece flexibilidad y dinámica de éxito a las operaciones bursátiles financieras y al comercio. La firma de nuevos contratos se facilita si dichos colores están en el marco directo de los signatarios, sea en el sitio físico o en la ropa y accesorios. El agua impide que el metal sea atrapado en un estado rígido ya que mientras coadyuva a transformarse, proporcionada clarividencia,
Es recomendable en este signo contar, como un amuleto, la piedra zafiro, que además de representar la sabiduría, cuenta con propiedades energéticas y protectoras, infundiendo un estado de claridad mental.
Relaciones sociales
En este período del roedor se puede esperar la posibilidad de adquirir o alquilar una vivienda, un viaje al exterior acompañada de propuesta laboral o de proyecto de inversión, incluso un cambio radical en el estilo de vida cambiando las relaciones sociales.
Empero, más allá del respaldo familiar o amical, hay que tener los ojos abiertos frente a las propuestas de las personas cercanas que pueden estar cargadas de celos o engaños, tratando de desalentar el impulso creativo o el emprendimiento de una decisión.
La paciencia a la que se suma la determinación, coadyuvarán a hacer frente cualquier interrupción externa negativa.
Cosechando en futuro
Tras el paso del Año del Cerdo, este ejercicio, como señalamos líneas arriba, es el momento de plantearse nuevos desafíos y poner en marcha innovadores planes. En principio, sacar provecho de las oportunidades que aparezcan, aquellos que en tiempos previos han sentado bases o actualizado conocimientos están mejor posicionados para alcanzar notables logros, incluso inesperados, ante la potencial competencia.
En ese contexto, los que apuestan por ascender laboralmente, en busca de superar su actual escala socioeconómica, están en buen pie, sin caer en el oportunismo o el interés subalterno, pues más bien será reconocido por el talento y afán de superación.
Vale decir, la virtud de la generosidad no está supeditada a la codicia individual o grupal. El compartir de buena fe y sin compromiso es el mensaje adecuado.
(Chang Tzutsi).

Mira también

ENERGÍA RENOVABLE POR LA TRADICIONAL

Sustitución avanza a paso pausado Foto: El periodico de la Energía La capacidad instalada de …