DESARROLLO CON NUEVO MODELO

Asumir medidas audaces

Cada vez más el crecimiento económico de China estará impulsado por el consumo interno y la inversión. Es por ello por lo que se necesitan medidas de reforma más audaces para cultivar un mercado interno más eficiente y liberar el potencial del país para verificar un crecimiento de mayor calidad, afirmó (Justin) Lin Yifu, decano honorario de la Escuela Nacional de Desarrollo de la Universidad de Beijing y ex economista jefe del Banco Mundial.
Lin considera que, a medida que la economía china crece con el aumento de los ingresos de los hogares y el sector de los servicios que representa hoy la mayor parte de su PIB, la transformación desde una economía orientada a la exportación hacia una economía orientada al consumo interno y la inversión será un paso inevitable.
También considera que ese cambio es la lógica principal y una razón clave detrás del patrón de desarrollo llamado “la doble circulación”, recientemente propuesto por la dirigencia del país.
“En el pasado, la percepción sobre el crecimiento de China estaba en la exportación, aunque ahora pensar así es erróneo. Tenemos que reconocer que como gran economía, el mercado interno de consumo y la inversión será el principal impulsor del crecimiento del país”, afirmó Lin.
Los comentarios de este académico de alto nivel llegan cuando el patrón de desarrollo de doble circulación ha generado acalorados debates y especulaciones sobre un posible cambio de la política de desarrollo de China y su potencial impacto en la economía mundial.
El presidente Xi Jinping ha indicado que China necesita crear un nuevo patrón de desarrollo en el que la circulación económica interna sea el pilar y los mercados internos y externos puedan complementarse entre sí.