EL DESFILE DE LA CATRINA

EN HARAJUKU TOKIO

Versión mexicana en vecindario de Shibuya

Fotos: Víctor Gusukuma

Por: Rosa María Sakuda (Desde Suguiyama, Japón)

Símbolo de la muerte y de la sátira social, La Catrina persiste no solo en la historia de México sino que también se integra silenciosamente, desde hace siete años, a las vivencias del distrito de Harajuku, en Shibuya; los días 1 y 2 de noviembre, su icónica presencia se hace sentir en las tranquilas calles y son cientos de personas que la acompañan, no solo mexicanos residentes –incluso de otros lares del archipiélago- sino también de curiosos extranjeros y propiamente vecinos.
La gente se disfraza con maquillaje o máscaras fúnebres, vestidos a la antigua usanza y con amplios sombreros adornados con flores, reviviendo espiritualmente la protesta ante las desigualdades y las injusticias; el origen de La Catrina se vinculada a la diosa azteca de la muerte Mictecacihuatl.
Para comprender el origen de esta conmemoración, la autora conversó con Manuel Avilés, presidente del Comité Organizador, quien evoca que durante las administraciones gubernamentales de Benito Juárez, Sebastián Lerdo y Porfirio Díaz –desde hace poco más de 100 años- existía el recurso satírico, entre la plebe, basado en dibujos de cráneos y esqueletos acompañados de textos con los que se burlaban de las élites sociales y lanzaban críticas a la situación política que se vivía.
¿Cuál es su significado? “Es un ícono mexicano, la fecha es tradicional, ancestral y parte de la vida. Lo único seguro que tenemos cuando nacemos, es la muerte”, comenta. Mientras recorremos el escenario encontramos a la gente son ropas y maquillaje que representan la muyerte, y se exhiben artesanías, pinturas y muñecos alusivos, incluyendo potajes picantes de la gastronomía del país azteca.
“La muerte siempre nos acompaña, la queremos y le tenemos muchos respeto, porque no tiene distinción de sexo, edad, posición socioeconómico. Lo único seguro es la vida y nosotros, los mexianos, hacemos ‘fiesta’. Es una forma de expresar gratitud y festejamos, aunque sabemos que en algún momento dejaremos de existir.
Y, ¿cuál es el papel de la mujer? “La mujer, como ocurre en casi todo el mundo, es muy valiosa, porque son las que nos dan vida, las únicas que pueden engendrar. Como portadora de esa dualidad, La Catrina la representa”, puntualiza Avilés.
¿Qué significa el maquillaje? “Representa a la muerte, pues es inseparable de la vida. Es como un juego de palabras, nos hacemos los muertos para saber que estamos vivos; lo disfrutamos y atesoramos. Por eso, pintarse el rostro es representar la muerte”, acota.
Esta suerte de procesión, empieza a primera hora de la tarde, maquillándose y vistiéndose. Luego un desfile, por la calle Takeshita. Poco antes del atardecer, se realiza una fiesta en vivo con artistas aficionados de distintas nacionalidades. Y se degustan platillos típicos, algunos con harto chili (ají).
La Catrina, cabe resaltar, no solo reúne a los mexicanos también a otros nostálgicos latinos y japoneses en una suerte de intercambio cultural. La caracterización y el entusiasmo conmemorativo, nos remiten a a nuestras raíces y costumbres peruanas.

Mira también

FORTALECEN RESILIENCIA POSPANDEMIA

En el Yuan Legislativo Foto: Noticias de Taiwán El Yuan Legislativo aprobó un proyecto de …