EUROPA EN EL CORAZÓN DE LA TECNOLOGÍA EN CHINA

Un sitio impresionante de Huawei

(Textos y fotos: Rodolfo Espinal: Agencia Andina)
iajar más de 27 horas y hacer tres conexiones aéreas en igual número de continentes para llegar a Dongguan, una ciudad ubicada al sur de China es una experiencia asombrosa. Y resulta más increíble cuando de pronto se arriba a Ox Horn Campus o “Pueblo Europa” y se encuentras con un lugar en el que lo más emblemático del Viejo Continente parece haber sido transportado a este centro de investigación y desarrollo tecnológico de Huawei.
En el interior del campus, el primer protagonista es un antiguo tren rojo importado de tierras suizas en una estación con similitudes a las parisinas.
El centro fue inaugurado en julio del año pasado. Y solo está abierto para los trabajadores del gigante tecnológico chino, invitados y familiares, así como afortunados periodistas que no cesan de tomar fotografías, filmar y deslumbrarse ante lo que empieza a observar.
No hay jet lag, o descompensación horaria por el vuelo transoceánico que impida disfrutar de este paisaje que tiene un terreno de aproximadamente 1,2 millones de metros cuadrados que alberga 12 áreas inspiradas en famosas ciudades europeas.
En el tren se escucha música clásica, mientras los asientos de madera hacen aún más increíble el paseo. Se detiene por breves instantes para que antes los ojos aparezcan calles parecidas a la soñada París, y una estructura semejante al Palacio de Versalles, la famosa residencia real cuya construcción fue ordenada por el rey Luis XIV. Luego pasa por un castillo de la hermosa Luxemburgo, la antigua y prestigiosa universidad de Oxford en el Reino Unido, la romántica Verona de la famosa obra Romeo y Julieta y la cien por ciento italiana Borgoña, la tierra de los vinos. Y así se llega hasta una torre arquitectónica de la República checa, enclavada en el corazón de la Europa central. Este parque temático cerrado para los turistas que llegan a China, depara más sorpresas. Mientras la música clásica de los más grandes compositores europeos sigue sonando con una melodía que quedará grabado por siempre en el corazón, se pasa por una réplica del puente de la Libertad de Budapest, la capital húngara. Y aún más, calles de la españolisima Granada emergen ante la vista de los visitantes. Y en el camino estatuas del renacentismo hacen recordar la rica historia cultural europea. Un lago artificial es el complemento ideal para esta aventura en el Viejo Continente, cuna de la revolución industrial. Por añadidura precursora de la gran revolución tecnológica que ha experimentado China.
La construcción del campus, cercano al lago Songshan, duró más de cinco años. Su costo aproximado fue de 1450 millones de dólares. En este hermoso campus trabajan jóvenes de las estratégicas áreas de investigación y desarrollo de Huawei, quienes se trasladan a sus oficinas en ese europeizado lugar, un inspirador sitio para que su innovación fluya.
Se está construyendo un complejo hotelero con más de 20 mil departamentos para ellos. “En China los jóvenes sueñan con el departamento o la casa propia”, comenta una trabajadora del lugar.

Mira también

ENERGÍA RENOVABLE POR LA TRADICIONAL

Sustitución avanza a paso pausado Foto: El periodico de la Energía La capacidad instalada de …