IDENTIDAD DE FÓSILES EN CUEVA CHINA

La ciencia y primeros ascendientes americanos

Investigadores exploran las inmediaciones del asentamiento

El misterio que rodea a los fósiles humanos encontrados en la cueva Ciervo Rojo de China se resolvió gracias a la secuenciación del ADN, según un nuevo estudio, y arroja luz sobre la ascendencia de los primeros habitantes de Norteamérica: en 1989, se encontraron un hueso del muslo y parte de un cráneo en la provincia suroccidental de Yunnan.
La datación por radiocarbono realizada en 2008 en los sedimentos donde se encontraron los fósiles indicaba que tenían unos 14 000 años de antigüedad, lo que significaría que pertenecían a un periodo de tiempo en el que el Homo sapiens (el humano moderno) había emigrado a muchas partes del mundo.
Sin embargo, los rasgos primitivos de los huesos inquietaron a los científicos, que se preguntaron a qué especie humana pertenecían los fósiles. La forma del cráneo se parecía a la de los neandertales, una población humana arcaica que desapareció hace unos 40 000 años, y parecía que el cerebro habría sido más pequeño que el de los humanos modernos.
Por ello, algunos expertos en la evolución humana pensaron que el cráneo probablemente pertenecía a una población híbrida de humanos arcaicos y modernos, o quizá a una especie humana desconocida que existió junto con la nuestra. Los investigadores bautizaron al grupo con el nombre de Pueblo del Ciervo Rojo o “Red Deer People”, por el nombre de la cueva en la que se encontraron los restos.
Ahora, científicos chinos lograron extraer material genético del cráneo y secuenciaron su ADN. Los científicos descubrieron que el cráneo pertenecía a un individuo femenino, que muy probablemente era un ancestro humano directo, es decir, un Homo sapiens, y no un tipo de humano previamente desconocido.
“La técnica del ADN antiguo es una herramienta realmente poderosa”, afirmó en un comunicado de prensa Su Bing, profesor del Instituto de Zoología de Kunming, en la Academia China de Ciencias de Yunnan, que participó en la investigación. “Nos dice de forma bastante definitiva que los habitantes de la cueva del Ciervo Rojo eran humanos modernos en lugar de una especie arcaica, como los neandertales o los denisovanos, a pesar de sus características morfológicas inusuales”.
Su y sus colegas compartieron sus hallazgos en un estudio que se publicó la revista académica Current Biology. Su análisis del genoma reveló que el individuo al que pertenecían los huesos tenía niveles de ascendencia neandertal y denisovana similares a los encontrados en los humanos modernos, lo que sugiere que no formaban parte de una población híbrida que se cruzara entre sí.
El ADN de los denisovanos, un grupo poco conocido de humanos arcaicos, y de los neandertales sigue vivo en algunos humanos actuales. Esto se debe a que, hace mucho tiempo, nuestros ancestros Homo sapiens se encontraron con estos grupos al extenderse por el mundo y se reprodujeron con ellos.

¿Los primeros nativos americanos?
Los investigadores compararon el genoma extraído del ADN antiguo con el de otras personas de todo el mundo, tanto modernas como antiguas. Descubrieron que los huesos pertenecían a un individuo profundamente vinculado a la ascendencia asiática oriental de los nativos americanos. Los investigadores creen que este grupo de personas viajó al norte de Siberia y luego cruzó el estrecho de Bering para convertirse en algunos de los primeros habitantes de Norteamérica.
“Su genoma rellena una pieza que faltaba realmente importante en la historia general de cómo los humanos llegaron a América. Se ha trabajado mucho en la otra rama de la ascendencia de los nativos americanos, los siberianos, pero no se sabía mucho hasta este trabajo sobre los ancestros de Asia oriental de los nativos americanos. Es realmente importante comprender esta rama, ya que representa la mayor parte de la ascendencia de los nativos americanos”, dijo, por correo electrónico, Jennifer Raff, genetista y antropóloga de la Universidad de Kansas y autora del libro “Origin: A Genetic History of the Americas”.
“Sus resultados me parecen plausibles y muy interesantes. Todavía estamos tratando de averiguar la ubicación geográfica de la población inmediatamente ancestral de los Primeros Pueblos, pero este trabajo nos da algunas pistas adicionales”, añadió Raff, que no participó en la investigación.

Rasgos duros
Pero ¿qué explica las inusuales características morfológicas de los restos? Los investigadores describieron el genoma como de “baja cobertura”, lo que significa que no contiene suficientes detalles para ofrecer una explicación de por qué los huesos tenían un aspecto diferente al de los esqueletos humanos modernos. El suelo ácido y las condiciones cálidas y húmedas en las que se encontró el cráneo hicieron que los científicos solo pudieran recuperar el 11,3% del genoma. Era la primera vez que se secuenciaba el ADN de un fósil humano encontrado en el sur de China.
El estudio señalaba que el individuo al que pertenecían los huesos presentaba una gran diversidad genética, lo que indicaba que en el sur de Asia oriental debían coexistir varios linajes diferentes de los primeros humanos modernos durante la última Edad de Piedra. Tal vez, sugería el estudio, la región había sido un refugio durante el apogeo de la Edad de Hielo.
Darren Curnoe, investigador asociado del Instituto de Investigación del Museo Australiano de Sydney, recordó que en 2012 publicó el primer artículo científico internacional sobre los fósiles, que describió como de “anatomía muy accidentada”.
“Conozco estos fósiles mejor que nadie. Son anatómicamente muy desconcertantes, incluso si son humanos modernos, como sugiere el ADN”, dijo, por correo electrónico, Curnoe, que no participó en el último estudio.
“¿Cómo conciliamos eso? Quizá la forma anatómica de las personas en el pasado, a lo largo de grandes escalas de tiempo, tenía mucha ‘plasticidad’ y respondía al entorno y al estilo de vida de estas primeras personas. Esto podría ser algo que hemos perdido desde que nos dedicamos a la agricultura”.
El análisis del genoma de la cueva del Ciervo Rojo también podría ayudar a construir una imagen más completa de los antiguos humanos del este y el sureste de Asia, un lugar apasionante para los paleoantropólogos.
Allí se han encontrado algunas de las obras de arte rupestre más antiguas del mundo y se han descubierto restos de humanos arcaicos desconcertantes, como el hombre de Flores en Indonesia, apodado Hobbit, y el hombre dragón, en el norte de China. Otros hallazgos están arrojando luz sobre los enigmáticos denisovanos.
A continuación, el equipo chino espera encontrar apoyo adicional a sus hallazgos mediante la secuenciación de más ADN humano antiguo a partir de fósiles del sur de Asia oriental, especialmente aquellos que preceden a los habitantes de la cueva del Ciervo Rojo.

Hallazgos dan fructíferas evidencias.

中国洞穴里化石的身份
科学与早期美国祖先

一项新的研究揭示了在中国红鹿洞发现的人类化石的神秘面纱,这项新研究揭示了北美最早居民的祖先:1989 年,人们在云南省西南部发现了一根大腿骨头和一部分的头骨。
2008 年对发现化石的沉积物进行的放射性碳测年表明,它们大约有 14,000 年的历史,这表示它们属于智人时期(现代人类)当时迁移到世界许多地方。
这些骨骼的原始特征让科学家们感到好奇,他们想知道这些化石属于哪个人类物种。头骨的形状与尼安德特人相似,尼安德特人是一个大约在 40,000 年前消失的古老人口,而大脑似乎比现代人的大脑还要小。
因此,一些人类进化专家认为,头骨可能属于古代人类和现代人类的混合种群,或者可能属于与我们自己并存的未知人类物种。研究人员以发现遗骸的洞穴名命名这群人,名为 Pueblo del Ciervo Rojo 或“红鹿人”。
现在,中国科学家已经从头骨中提取遗传物质并对其进行了DNA测序。科学家们发现该头骨属于一个女性的,她很可能是人类的直系祖先:智人,而不是以前未知的人类类型。
参与这项研究的中国科学院云南省昆明动物研究所教授苏冰在新闻发布会上说:“古老的DNA技术是一种非常强大的工具。它相当明确地告诉我们,红鹿洞的居民是现代人,而不是像尼安德特人或丹尼索瓦人这样的古老物种,尽管它们具有不同寻常的形态特征。”
苏教授和同事在学术期刊《当代生物学》上发表的一项研究中分享了他们的发现。他们对基因组的分析表明,骨骼度属于现在能找到的现代人类相似的血统,某种程度接到了尼安德特人和丹尼索瓦人的血统,这表明他们不是相互杂交的杂交种群的一体。
丹尼索瓦人(一个知之甚少的古代人类群体)和尼安德特人的 DNA仍然存在于一些现代人类中。这是因为,很久以前,我们的智人祖先在这些群体遍布全球时导致与他们繁衍遇到了这些群体。

第一个美洲原住民?
研究人员将从古代 DNA 中提取的基因组与世界上其他现代人和古代人的基因组进行比较。他们发现这些骨头属于一个与美洲原住民的东亚血统密切相关。研究人员认为,这群人从西伯利亚北上,然后越过白令海峡,成为北美最早的一些居民。
“它的基因组填补了人类如何来到美洲的整个故事中一个非常重要的缺失部分。关于美洲原住民血统的另一个分支,西伯利亚人,已经做了很多工作,但直到这项关于美洲原住民东亚祖先的工作之前,人们才知之甚少。理解这个分支非常重要,因为它代表了大多数美洲原住民血统,”堪萨斯大学遗传学家和人类学家、《起源:美洲遗传史》一书的作者詹妮弗·拉夫 (Jennifer Raff)说道。
“结果似乎合理且非常有趣。我们仍在试图弄清楚第一民族的直接祖先人口的地理位置,但这项工作为我们提供了一些额外的线索,”未参与这项研究的拉夫补充道。

硬性特征
但如何解释这些遗骸的不寻常形态特征呢?研究人员将基因组描述为“低覆盖率”,这意味着它没有足够的细节来解释为什么这些骨骼看起来与现代人类骨骼不同。发现头骨的酸性土壤和炎热潮湿的条件意味着科学家们只能恢复 11.3% 的基因组。这是首次对在中国南方发现的人类化石进行的 DNA 测序。
该研究指出,骨头所属的个体表现出高度的遗传多样性,这表明在晚期石器时代,东南亚一定存在着几种不同的早期现代人类谱系。研究表明,该地区或许在冰河时代的鼎盛时期曾是一处避难所。
澳大利亚悉尼博物馆研究所的研究员 Darren Curnoe 回忆说,他在 2012 年发表的第一篇国际科学论文是关于化石的,他对其描述为“解剖结构非常崎岖不平”。
Curnoe 虽然没参与最新研究,但在电子邮件中提:“我比任何人都更了解这些化石。他们在解剖学上非常令人费解,即使他们是现代人,如 DNA 所暗示的那样,”。
“我们如何调和呢?也许过去人们的解剖形态,在很大的时间尺度上,具有很大的“可塑性”,并且对这些早期人的环境和生活方式做出了反应。这可能是因为我们开始耕种以来就失去了这些东西。”
红鹿洞基因组的分析可以帮助古人类学家建立更完整的东亚和东南亚古代人类图景,这对古人类学家来说是一个令人兴奋的地方。
那里发现了一些世界上最古老的洞穴艺术,并发现了令人费解的古代人类遗骸,例如印度尼西亚的弗洛雷斯人,绰号霍比特人,以及中国北方的“龙人”。其他发现揭示了神秘的丹尼索瓦人。
接下来,中国团队希望通过测序更多来自东亚南部化石的古代人类DNA,特别是那些早于红鹿洞穴居民的化石,为他们的发现找到更多支持和帮助。
早于红鹿洞穴居民的化石,为他们的发现找到更多支持。

Mira también

INVIERTE LA TENDENCIA

La población aumenta Foto: Asia News La población de Taiwán registra un ligero aumento por …