INMIGRACIÓN CHINA EN SINGAPUR

Escribe: Luciana tzutsi

La historia de Singapur comenzó en el siglo III, cuando un relato chino describió la isla en la punta de la península malaya. Singapur creció en importancia durante el siglo XIV bajo el gobierno del príncipe Srivijayan Parameswara y se convirtió en un importante puerto hasta que fue destruido por los asaltantes portugueses en 1613. A medida que Singapur emergía rápidamente como un importante puesto comercial, Gran Bretaña consolidó su reclamo sobre la Isla. El estatus de Singapur como posesión británica se consolidó con el Tratado angloholandés de 1824, que dividió el archipiélago malayo entre las dos potencias coloniales con el área al norte del Estrecho de Malaca, incluido Singapur, cae bajo la esfera de influencia británica.
Pronto Singapur se agrupó junto con Penang y Malaca para formar los Asentamientos del Estrecho, administrados por la Compañía Británica de las Indias Orientales.
En 1819 cuando el inglés Sir Thomas Stamford Raffles estableció un puerto británico en la isla (bajo el dominio colonial británico) creció en importancia como centro para el comercio Indo-China; convirtiéndose rápidamente en una importante ciudad portuaria.
La transformación de Singapur a un importante centro de comercio internacional fue un gran éxito para Gran Bretaña.
Un factor clave en todo esto fue la contratación de mano de obra migrante china, que por La década de 1850 constituía más de la mitad de la población. Sin embargo, la transformación no se limitó a Singapur. Los administradores coloniales vieron que el modelo de lo que se había hecho en Singapur, especialmente el uso de mano de obra migrante china, el cual sería replicado aún mas en otros lugares.
En 1827, los chinos se convirtieron en el grupo étnico más numeroso de Singapur. Se componían de los peranakanos, que eran descendientes de los primeros colonos chinos, y los culis chinos que acudieron en masa a Singapur para escapar de las dificultades económicas del sur de China.
Los malayos fueron el segundo grupo étnico más numeroso hasta 1860 y trabajaban como pescadores, artesanos o como asalariados mientras continuaban viviendo principalmente en kampungs.
Para 1860, los indios se convirtieron en el segundo grupo étnico más grande. Se componían de trabajadores no calificados, comerciantes y convictos que eran enviados a realizar obras públicas, proyectos como la limpieza de selvas y el trazado de carreteras. También había tropas indias guarnecidas en Singapur por los británicos.
Durante las décadas siguientes, Singapur creció hasta convertirse en un importante puerto de la región. Su éxito se debió a varias razones, entre ellas la apertura del mercado en China, la llegada de los barcos de vapor transoceánicos y la producción de caucho y estaño en Malaya.
La apertura posterior del Canal de Suez en 1869 impulsaría aún más el comercio en Singapur y en 1880, más de 1,5 millones de toneladas de mercancías pasarían por Singapur cada año, con alrededor del 80% de la carga transportada por barcos de vapor.
La principal actividad comercial era el comercio que floreció debido a la ausencia de impuestos y las pocas restricciones.
Muchas casas comerciales fueron establecidas en Singapur principalmente por empresas comerciales europeas, sin embargo, también por comerciantes judíos, chinos, árabes, armenios, estadounidenses e indios. También hubo muchos intermediarios chinos que manejaron la mayor parte del comercio entre los comerciantes europeos y asiáticos.
A pesar de la rápida y creciente economía, la administración que gobernaba la isla carecía de personal, era ineficaz y no se preocupaba por el bienestar de la población. Los administradores solían ser enviados desde la India y no estaban familiarizados con la cultura y los idiomas locales. Si bien la población se había cuadruplicado entre 1830 y 1867, la administración pública en Singapur se mantuvo sin cambios. La mayoría de las personas no tenían acceso a los servicios de salud pública y enfermedades como el cólera y la viruela causaron graves problemas, especialmente en las zonas de clase trabajadora superpobladas. Como resultado de la ineficacia de la administración y debido a la naturaleza predominantemente masculina, transitoria y sin educación de la población, la sociedad era anárquica y caótica. En 1850 había solo doce policías en la ciudad de casi 60.000 habitantes.
La prostitución, el juego y el abuso de drogas (particularmente del opio) estaban generalizadas. Las sociedades secretas criminales eran extremadamente poderosas y algunas tenían miles de miembros. Las guerras territoriales entre sociedades rivales ocasionalmente llevaban a cientos de muertes y los intentos de suprimirlos tuvieron un éxito limitado.
A medida que Singapur siguió creciendo, las deficiencias en la administración se volvieron graves y la comunidad comercial de Singapur comenzó a agitarse contra el dominio de la India británica. El gobierno británico acordó establecer los Asentamientos del Estrecho como una colonia de la Corona separada el 1 de abril de 1867. Esta nueva colonia fue gobernada por un gobernador bajo la supervisión de la Oficina Colonial en Londres. El gobernador fue asistido por un consejo ejecutivo y un consejo legislativo. Aunque los miembros de los consejos no fueron elegidos, se incluyeron gradualmente más representantes de la población local a lo largo de los años.
El gobierno colonial se embarcó en varias medidas para abordar los graves problemas sociales que enfrentaba Singapur. En 1877 se estableció un protectorado chino bajo el mando de Pickering para abordar las necesidades de la comunidad china, especialmente para controlar los peores abusos del comercio de culis y proteger a las mujeres chinas de los abusos forzados. En 1889, el gobernador Sir Cecil Clementi Smith prohibió las sociedades secretas, llevándolas a la clandestinidad. Sin embargo, muchos problemas sociales persistieron durante la era de la posguerra, incluida una grave escasez de viviendas y mala salud y niveles de vida. En 1906, el Tongmenghui, una organización revolucionaria china dedicada al derrocamiento de la dinastía Qing y dirigida por Sun Yat-Sen, fundó su sucursal de Nanyang en Singapur, que sirvió como sede de la organización en el sudeste asiático. La población china inmigrante en Singapur realizó generosa donación a Tongmenghui, que organizó la revolución Xinhai de 1911 que condujo al establecimiento de la República de China.

Hoy en día la comunidad china de Singapur constituye el grupo étnico más grande, representando alrededor del 74% de su población.
Los principales subgrupos de dialectos en Singapur son el hokkien, el teochew, el cantonés, el hainanese y el hakka, con otros grupos más pequeños como el Heng hwa, Hockchew y Peranakan.

Mira también

INVIERTE LA TENDENCIA

La población aumenta Foto: Asia News La población de Taiwán registra un ligero aumento por …