JAPONÉS EMBAJADOR DE MACHU PICCHU

Nombramiento emblemático

Foto: Andina

Al cumplirse un año de la llegada de la pandemia de coronavirus (Covid-19) al Perú, muchas historia se han vivido en estos últimos 365 días y, entre todas ellas, resalta la que vivió Jesse Katayama, quien esperó pacientemente, ante las restricciones sanitarias, cerca de siete meses para conocer Machu Picchu, una de las siete maravillas del mundo moderno.
El 11 de octubre del 2020 el joven japonés, instructor de boxeo de 26 años de edad, se haría conocido en el mundo por ser el único y primer turista en recorrer y contemplar la ciudadela Inca de Machu Picchu luego de anunciarse su reapertura tras siete meses de permanecer cerrada por la primera ola del virus.
La visita fue todo un acontecimiento especial que tuvo repercusión mundial, los principales medios de comunicación internacionales divulgaron su historia y resaltaron la reapertura del majestuoso lugar al turismo.
La singular historia del deportista japonés comenzó en vísperas a la decisión del gobierno peruano de cerrarle el paso al Covid; para entonces el extranjero llegó a Cusco, enrrumbó a Machu Picchu Pueblo con su boleto de ingreso el 16 de marzo, día en que la ciudadela inca se cerró al mundo.
Jesse Katayama jamás imaginó permanecer todo ese tiempo varado en Machu Picchu Pueblo cuando entró en vigencia la inmovilización social obligatoria. Incluso degustó la culinaria cusqueña, hizo amistades con las familias residentes y extranjeras, que esperaban caminar por el famoso sitio, hasta aprovecho en darse una vuelta la famosa Montaña de Siete Colores, escalando a pie por largas horas y sin mostrar lo efectos del mal de altura (soroche), solo armado por su perseverancia. Ahora, desde Japón, se ha convertido en un diplomático representativo de Machu Picchu, dialogando sobre sus experiencias en la Capital Arqueológica del Perú y América del Sur.
Casual y emocionado, vistiendo ropa deportiva, Katayama inspiró al gobierno peruano y apoyó con la campaña cuando la ciudadela recibió el sello Safe Traveles de la World Travel & Turism Council, que reconoció a Machu Picchu como destino seguro ante la Covid-19.
Durante las ceremonias protocolares que le toco protagonizar a Jesse se hizo notoria la participación de Marisol Delgado Choque (51), una guía oficial de turismo cusqueña que fue traductora del deportista japonés quien no habla español. Ambos vistieron ropa típica durante los actos oficiales.

Mira también

ENERGÍA RENOVABLE POR LA TRADICIONAL

Sustitución avanza a paso pausado Foto: El periodico de la Energía La capacidad instalada de …