LA REUNIFICACIÓN DE COREA

Armisticio los une y separa

La Cumbre Intercoreana fue un primer encuentro presidencial realizado en 2018 y celebrada en el Área de Seguridad que los divide en el Paralelo 38, teniendo como actores principales a Moon Jae-in (Sur) y Kim Jong-un (Norte), teniendo como eslogan “Paz: Un nuevo comienzo”.
Foto: Appnew.com

Por: Oscar Maúrtua de la Romaña
Diplomático y jurista

Luego de la Segunda Guerra Mundial, la conocida “Cortina de Hierro” vaticinada por Winston Churchill, no solo polarizó a Europa de manera geográfica, sino también ideológica. Sin embargo, esta contraposición de poderes no solo se centró en el “viejo continente”, sino que también se expandió por todo el globo, haciendo una división mundial de ideologías que, lideradas por la Unión Soviética y los Estados Unidos, fueron cimentando el terreno para el desarrollo de la Guerra Fría.
En tal tesitura de incertidumbre y luego del conflicto armado más sangriento de la historia, se desarrolló, durante los años 1950 y 1953, una serie de tensiones en la Península de Corea, la cual acabó con una guerra entre la Región Norte y la Región Sur, dando inicio así, a uno de los primeros confrontamientos que marcarían el inicio de la Guerra Fría. Por un lado, la República Popular Democrática de Corea, apoyada por la Unión Soviética y China se enfrentó a la República de Corea respaldada por los Estados Unidos de América y una coalición formada con la finalidad de posicionar la ideología occidental en este extremo perteneciente al continente asiático.
Pese a que la Unión Soviética retiró su presencia militar de Corea del Norte varios años después, los Estados Unidos han mantenido su presencia en Corea del Sur bajo el argumento de impedir un nuevo acto de agresión de lado de su contraparte. Sin embargo y a pesar de los reiterados pedidos del presidente norcoreano, la presencia de Estados Unidos está lejos de desaparecer.
Ante esta situación, la Comunidad Internacional no ha permanecido ajena o alejada del conflicto y la tensión en la península de Corea. Han sido diversos los esfuerzos que los Estados han buscado implementar para solucionar de manera pacífica la controversia, utilizando medios como Resoluciones de la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Es así, que este último ha aprobado 6 Resoluciones de carácter vinculante y por lo tanto de estricto cumplimiento dirigidas a culminar con el conflicto entre ambos Estados. En efecto, ante la mirada atenta y vigilante de la Sociedad Internacional, el conflicto llegó a su punto final a través del Armisticio firmado entre Corea del Norte y Estados Unidos (como representante de Corea del Sur) y dio como resultado la creación de una Zona Desmilitarizada entre las dos Coreas, usando como base la delimitación previamente establecida entre la Unión Soviética y Estados Unidos llamado paralelo 38° Norte y ordenar el retiro de las tropas por 2000 metros de la línea del frente de batalla. Esta zona neutral, de 4 km de ancho y 238 de longitud ha sido testigo de constantes escaramuzas e intercambio de ataques por parte de las dos Coreas, pero ha delimitado de manera efectiva las fronteras entre ambas naciones, lo que permitió que no se realice nuevamente un ataque directo de agresión contra la soberanía por parte de ningún bando.
Fue recién que el 8 de agosto de 1991, mediante la Resolución 702 del Consejo de Seguridad, que se integró a Corea del Norte y Corea del Sur a las Naciones Unidas, con plenos derechos, siendo reconocidos como Estados soberanos y efectivizando su integración a una serie de tratados en el marco de la ONU, del cual, solo Corea del Sur ha firmado y ratificado.
Si bien, el conflicto ha ido disminuyendo entre ambas naciones y la situación que viven los ciudadanos de ambos Estados viene evolucionando, lo cierto es que el sentimiento de reunificación ha ido menguando con el paso del tiempo, lo que refleja que la cultura de ambas naciones, las exigencias y desafíos que nacen a partir de una reunificación y los intereses políticos que afloran en dicho contexto, han ido evolucionando al punto de sostener la viabilidad de una separación permanente y mantener el status quo de soberanía entre ambos.
Estos datos son revelados tras ser recogidos a través de una encuesta realizada en Corea del Sur por el “Instituto de Corea para la Reunificación Nacional” entre mayo y junio del 2020. De las personas encuestadas, un 54,9% expresó que, si Corea del Sur y Corea del Norte pueden coexistir pacíficamente y sin conflicto armado internacional que surja entre ambos, no haría falta una reunificación, en tanto apenas un 26,3% se mostró a favor de esta medida. Esta última cifra simboliza un descenso de 11% con respecto a la encuesta realizada en el 2016. Por otro lado, y en un contexto similar, un 90,2% de las personas encuestadas, considera necesaria la alianza entre Corea del Sur y Estados Unidos, lo cual evidencia que, mientras dicha relación de cooperación y asistencia mutua sea posible, una reunificación resultaría innecesaria e incluso contraproducente para las relaciones diplomáticas entre la nación americana y la surcoreana.
Si bien existen peculiares características sobre el caso de las dos Coreas, dado su origen sui generis; resulta interesante mencionar que se dan en diversas latitudes disputas aún irresueltas.
El Perú no ha sido ajeno a una situación de tensión y controversia con algún Estado vecino de la región. El más reciente y mayor ejemplo fue el incordio limítrofe con Chile, el cual, luego de una serie de acercamientos, notas diplomáticas e iniciativas por parte del Perú para poder abordar la disputa sobre la soberanía del dominio marítimo en el denominado “triángulo externo” adyacente a nuestro litoral, culminó con el fallo tras un proceso judicial ante la Corte Internacional de Justicia en el año 2014. Esta solución tuvo como base la negociación, los buenos oficios y, sobre todo, la intención de solucionar una controversia histórica mediante la vía pacífica de un procedimiento ante una instancia judicial, dando un enérgico mensaje a la Sociedad Internacional de los resultados que se pueden alcanzar a través de los medios pacíficos de solución de controversias, cuando existe voluntad y convicciones políticas.
Como es sabido, la historia de la Península Coreana ha sido marcada por las hostilidades y la tensión militar, la cual, se viene extendiendo por más de 70 años. Este antagonismo también ha marcado la presencia de diversos actores con intereses militares, geopolíticos y económicos que han apoyado, en distintos momentos de la historia, a una de las dos Coreas. Sin embargo y a pesar de las diferencias, tanto en Corea del Norte como Corea del Sur, culturalmente los une el término “Uriminzokkiri”, el cual significa la necesidad que sean los coreanos quienes marquen el destino y rumbo de sus naciones, sin interferencias ni injerencias. Una deuda, que hasta la fecha, tienen pendiente entre ellos mismos, pero de la cual no debemos estar ausentes todos los amicus curiae, entidades e instituciones que anhelamos la paz planetaria, por ser un bien superior y común que anhela la humanidad persistentemente.

朝鲜半岛的统一问题——统一和分离都因停火而起

二战后,温斯顿·丘吉尔发表了有关“铁幕”著名预言,这个“铁幕”不仅在地理上使欧洲两极分化,而且在意识形态上也是如此。然而,这种大国冲突不仅以 “旧大陆 “为中心,而且还蔓延到全球,形成了以美苏为首的全球意识形态的分化,为冷战的发展奠定了基础。
在这种不确定的情况下,朝鲜半岛在1950年至1953年期间经历了历史上最血腥的武装冲突。当时朝鲜半岛出现了一系列紧张局势,最后以北方地区和南方地区之间的战争而告终,这是冷战开始后“铁幕”两方第一次对抗。一方面,朝鲜民主主义人民共和国在苏联和中国的支持下,与美利坚合众国支持的大韩民国对峙,并形成一个联盟,目的是将西方意识形态控制在亚洲大陆的这块区域内。
虽然几年后苏联从北朝鲜撤出了部队,但美国为了防止对方采取新的侵略行为为由,一直维持在南朝鲜的驻军。然而,尽管朝鲜总统一再要求,美国却一直没有撤军。
面对这种情况,国际社会对朝鲜半岛的冲突和紧张局势并没有保持冷漠或疏远。各国为和平解决争端作出了各种努力,利用联合国大会和安全理事会的决议等手段。因此,后者批准了6项具有约束力的、因此可严格执行的决议,旨在结束两国之间的冲突。事实上,在国际社会的注视和警惕下,冲突通过北朝鲜和美国(作为南朝鲜的代表)签署的《停战协定》而告一段落。双方在两个朝鲜之间建立了非军事区,以苏联和美国以前确定的称为北纬38度平行线的分界线为基础,并命令部队从前线撤出2000米。这个宽4公里、长238公里的中立区,虽然朝韩双方不断发生小规模冲突和交锋,但它有效地划定了两国之间的边界,从而防止了对双方主权的直接侵略攻击再次发生。
直到1991年8月8日,联合国通过安全理事会第702号决议,北朝鲜和南朝鲜才加入联合国,享有充分的权利,被承认为主权国家,并有效地纳入联合国框架内的一系列条约,但是只有南朝鲜签署和批准了这些条约。
虽然两国冲突不断减少,两国公民的处境也在不断变化,但事实上,随着时间的推移,统一的愿望在不断减弱,这反映出两国文化、统一所带来的诉求和挑战,以及在此背景下产生的政治利益,已经发展到期望维持永久分离,从而维持两国主权保持现状。
以下数据是 “韩国国家统一研究院 “于2020年5月至6月在韩国进行调查的结果。在受访者中,54.9%的人认为,如果南朝鲜和北朝鲜能够和平共处,不发生国际武装冲突,就没有必要统一,只有26.3%的人赞成统一。赞成统一的人数与2016年的调查相比,下降了11%。另一方面, 90.2%的受访者认为韩美同盟是必要的,这说明只要这种合作互助的关系是可能的,统一对于美韩两国的外交关系来说是没有必要的,甚至会起到反作用。
朝鲜半岛的争端和问题有它的特殊性,而在南半球,秘鲁也曾经历过这样的边境和领土纠纷。
秘鲁与该地区一个邻国的紧张和争议局势并不陌生。最近和最大的例子是与智利的边界争端,秘鲁方面经过一系列的办法,比如外交照会和倡议,解决与秘鲁海岸线相邻的所谓 “外部三角 “的海域主权争端,最终在2014年国际法院经过司法程序作出裁决。这一解决方案的基础是谈判、斡旋,最重要的是通过司法机构的程序和平解决历史争端,这向国际社会发出了一个强烈的信号,即在有政治意愿和信念的情况下,通过和平手段解决争端可以取得成果。
众所周知,朝鲜半岛的历史上一直存在着敌对行动和军事紧张局势,这种情况已经持续了70多年。这种对立也标志着在历史上不同时期支持两个朝鲜之一的各种具有军事、地缘政治和经济利益的行为者的存在。然而,尽管存在差异,但南北朝鲜在文化上都以 “Uriminzokkiri “一词相统一。”Uriminzokkiri “的意思是,朝鲜人需要成为标志自己国家命运和进程的人,不受干涉和干预。迄今为止,他们之间还欠着一笔债务,但我们不应缺席所有渴望地球和平的法庭之友、实体和机构,因为这是人类一直渴望的东西和共同利益。

Mira también

ENTRELAZANDO RELACIONES

Abriendo posibilidades en acuerdos comerciales El Instituto del Futuro, que dirige el economista Carlos Anderson, …