LECCIONES ITINERANTES

Innovadora metodología

Yo-yo (6) frunce el ceño con concentración mientras toca el piano en la parte trasera de un camión, todavía puede practicar gracias a una innovadora escuela de música de Hong Kong, que mantiene las lecciones durante la pandemia del coronavirus.
Si bien las infecciones en la Isla Perfumada siguen siendo relativamente bajas (poco más de 1,000 casos y pocas muertes), las escuelas han estado cerradas desde fines de enero y las autoridades han intensificado las medidas de distanciamiento social en las últimas semanas.
Los centros educativos y los servicios de tutoría han tenido que cambiar a lecciones en línea. Pero los tutores de música, como Evan Kam (28), están tratando de mantener las clases personales, mientras reducen el riesgo de infección tanto para los maestros como para los estudiantes.
“La enseñanza en video no nos queda bien, ya que las digitaciones y gestos de piano se instruyen mejor con un maestro presente”, dijo.
En el centro de tutoría donde trabaja Kam, el negocio cayó en un 70% en febrero cuando las infecciones cruzaron por primera vez a la Región Autónoma Especial desde el continente, pues muchos estudiantes dejaron de asistir porque no querían tomar el transporte público.
Inspirada en bibliotecas móviles, la compañía alquiló tres camiones y los transformó como aulas de música móviles, con aire acondicionado y tableros insonorizados.
“Queríamos mantener a nuestros colegas empleados. Es por eso que queríamos salir de nuestra zona de confort y ver hasta dónde podemos llegar”, dijo Jessica Lam, gerente de desarrollo comercial de la empresa: “Nos gusta ofrecer nuestros servicios directamente al lugar donde viven los estudiantes para acortar el tiempo de viaje”, agregó.
El camión de Kam estaba en Ha Tsuen, una aldea en el noroeste de Hong Kong, cerca del límite con China. Después de estacionar, limpió el teclado, instaló un purificador de aire, roció un tapete con desinfectante y preparó desinfectante de manos para sus alumnos.
Pronto llegaron Alfred Tang (10) y su hermana Yo-yo. Ambos principiantes, Alfred tocó una suave balada llamada “Orgulloso de ti”, mientras Yo-yo perfeccionó una versión del notoriamente pegadizo “Baby Shark”. Su madre, que se negó a dar su primer nombre, dijo que las lecciones fueron lo más destacado para los jóvenes, que están encerrados en casa durante la mayor parte de la semana.
“Es conveniente para nosotros, ya que podemos bajar las escaleras y tomar lecciones”, dijo. “La mayoría de mis hijos se quedan en casa porque las escuelas han sido suspendidas y no vamos mucho a la ciudad”, concluyó.

Mira también

COMBATIENDO EL CÁNCER

Cooperación con transnacional El ministro de Salud y Bienestar, Chen Shih-chu, con funcionarios del sector …