PREMIO NOBEL DE LITERATURA EN LIMA

Vital y parsimonioso en su presencia

Mo Yan, cuyo verdadero nombre es Guan Moye, el escritor chino que alcanzó el Premio Nobel de Literatura en 2012, fue el invitado de honor en la XXIV Feria Internacional de Libro de Lima (FIL), que rindió homenaje a su antecesor, al peruano-español Mario Vargas Llosa, también merecedor al Premio creado por Alberto Nobel y entregada, previa rigurosa evaluación, por la Real Academia de Suecia.
En conferencia de prensa, habló sobre su admiración por escritores latinoamericanos Vargas Llosa y García Márquez, y también de su difícil infancia rural, y de cómo esas vivencias lo transformaron en el tiempo en escritor.
El autor respondió, ante una pregunta, sobre la presencia de personajes femeninos en sus obras, dijo que están inspiradas en su madre, a quien describió como una “campesina muy amable”.
En esta segunda visita al Perú, la primera fue en el 2013 invitado por el Instituto Confucio de la Universidad Católica, aseguró que mucha de la literatura china de los años ‘80 se vio claramente influenciada por la latinoamericana.
En este sentido, recordó que leyó por primera vez “Cien años de soledad”, del colombiano Gabriel García Márquez, en 1984. “Cuando leí las primeras 10 palabras, no pude controlar mis emociones y pensé: ‘La novela se puede escribir de esta forma, la gente se puede describir de esta manera, que es maravillosa’”, anotó.
Mo Yan dijo haber leído a Mario Vargas Llosa, entre ellos los libros “La ciudad y los perros”, “La casa verde”, “Conversación en la catedral” y “La tía Julia y el escribidor”, resaltando que su favorita es “La guerra del fin del mundo”, debido a que muestra una historia general de Latinoamérica y habla sobre la lucha campesina.
“La literatura es una forma de preservar la cultura y también una forma de mostrar nuestros sentimientos, con virtudes y defectos, porque si todo el mundo pensara de la misma forma sería horrible”, acotó.
Para Mo Yan, América Latina ya está en su corazón gracias a su literatura y resaltó que autores como Vargas Llosa y García Márquez enseñaron a escribir a su generación, y que varios contemporáneos compatriotas suyos intentaron imitarlos, pero “son como el Sol, acercarse mucho es derretirse”. Asimismo, mencionó que en esta época de globalización es necesario mostrar en la literatura las particularidades de cada cultura: “Se debe retratar las complicadas relaciones humanas”.
El autor de “Grandes pechos, amplias caderas”, entre otras novelas y cuentos, tuvo contacto directo con el público asistente al FIL, con las charlas “El humor y el poder participan” y “El alimento y el hombre común participan”, donde hubo intercambio de ideas con panelistas en la Sala Blanca Varela, asimismo autografió varios de sus títulos que virtualmente desaparecieronn de los estantes editoriales, como el “Sorgo Rojo” que fue llevada al celuloide.
Una de las particularidades de esta novela es que se encuentra influenciada por el entorno rural en el que se desenvolvió durante su infancia. En ese entonces, la ciudad de Gaomi, Shandong, mostraba condiciones realmente humildes.
Durante su permanencia en Lima recorrió el Barrio Chino y quedó admirado con la alameda Capón, así como por los doce signos del zodiaco chino; un día después, acompañado de su hija y nieta, hizo un recorrido por la ciudadela incaica Machu Picchu y el Valle Sagrado de los Incas.

HONORIS CAUSA A ESCRIBIDOR
Entregado por la Universidad Católica
el título de Doctor Honoris Causa al Premio Nobel de Literatura chino Mo Yan, tras considerar los aportes que ha realizado mediante sus obras con gran impacto en el mundo.
Ante este reconocimiento entregado durante una ceremonia en el auditorio de Humanidades, el autor de la novela “Sorgo Rojo” dijo sentirse “muy agradecido” por la distinción, y apuntó que esta es una manera de demostrar que China y América Latina, a pesar de la gran distancia física que los separa, pueden acercarse mediante la literatura.
El vicerrector de la PUCP, Aldo Panfichi, destacó que, en esta segunda visita a Lima y al campus del escritor chino, es una enorme oportunidad para reconocer su valor y ofrecerle la distinción que lo hace parte de la comunidad académica y universitaria.
“Para nosotros los latinoamericanos, aunque parezca poco conocido, Mo Yan es un autor que nos resulta familiar en muchos de los aspectos, fundamentalmente por el uso que él tiene de la imaginación, la fantasía, el realismo”, explicó en su discurso.
Guan Moye, cuyo seudónimo es Mo Yan, calificó de grandiosos a sus pares Mario Vargas Llosa y Gabriel García Márquez, también ganadores del Premio Nobel que anualmente otorga la Real Academia de Suecia, precisando que autores latinoamericanos influyen en la literatura china y promueven el intercambio cultural.


COMENTARIO A NOVELA DE MO YAN
Preguntas y reflexión

Compartimos el comentario del periodista Juan Torres a la novela de Mo Yan “La vida y la muerte me están desgastando” (Kailas ediciones):
“Mo-Yan significa, más o menos, ‘no hables’ El Premio Nobel chino se sirve así, de su sola presentación para provocarnos: ¿Acaso es la experiencia un asunto peligroso y solo lo real, presente y concreto merece ser atendido?
Desde luego, no; si así fuera, ¿cómo entender al otro, su vida, la enorme complejidad del ser humano, sin un lenguaje? ¿Cómo reflexionar uno mismo sin una voz?
La vida y la muerte… es un texto ejemplar en el abordaje de este y otros temas: Recorre la vida rural de China durante la segunda mitad del siglo XX desde la perspectiva de un terrateniente que, habiendo sido asesinado, se reencarna sucesivamente en distintos animales de granja.
Este hombre antes noble, con frecuencia justo, se ve sometido como bestia, inclusive a la voz del autor, un intruso, cuya versión de distintos hechos históricos se nos pintan dudosa.
Así, ¿de qué se trata la justicia?
Novela extensa, asombra por su ritmo. La variedad de recursos puestos en juego es bien disimulada; cada uno de estos se presta a lo que debe: la historia sacude, con sus silencios y sus equívocos. Notable experiencia.
(Agencia Andina)

Mira también

ENERGÍA RENOVABLE POR LA TRADICIONAL

Sustitución avanza a paso pausado Foto: El periodico de la Energía La capacidad instalada de …