REIMAGINANDO UN SISTEMA DE ONU

Resilente con inclusión de Taiwán

(N. de R.). El canciller (Joseph) Wu Jau-shieh aboga por el acceso de Taiwán al
seno de la Organización Mundial de la Salud (OMS), demanda sembrada hace
décadas pero sistemáticamente dejada de lado; empero, frente a la expansión de la Covid-19 y mutaciones, se ha vuelto a elevar ese pedido de reconocimiento teniendo como sustento el éxito de la región insularpor erradicar la pandemia.
He aquí un resumen de la solicitud taiwanesa:

“Después de más de 200 millones de infecciones y más de 4 millones de muertes contabilizadas, la pandemia de la Covid-19 se ha extendido por todo el mundo. Ello ha tenido un impacto socioeconómico profundamente devastador del que prácticamente ningún país se ha salvado. La pandemia ha interrumpido el comercio mundial, ha exacerbado la pobreza, ha obstaculizado la educación y ha comprometido la igualdad de género, mientras que las naciones de medios a bajos ingresos llevan el mayor golpe de la carga.
Cuando muchos países se preparan para otro pico del virus, provocado por la variante Delta altamente contagiosa, el mundo espera que la Organización de Naciones Unidas (ONU) intensifique los esfuerzos integrales para resolver la crisis, garantizar una mejor recuperación y una reconstrucción de manera sostenible. Esta es una tarea ardua que requiere de todas las manos disponibles. Es hora de que este organismo internacional dé la bienvenida a Taiwán, un socio valioso y digno que está listo para ayudar.
En los últimos meses, Taiwán, ha estado lidiando contra un aumento de casos de la Covid-19, después de casi un año de éxito en la contención del virus. Aún así, ha logrado controlar la situación gracias a la respuesta eficaz de Taiwán a la pandemia, la rápida expansión de su capacidad para satisfacer la demanda de la cadena de suministro global y su asistencia sustantiva hacia los países socios de todo el mundo nos hablan de que no faltan razones de peso para que Taiwán desempeñe un papel constructivo en el Sistema de la ONU.
Los contrarios al pedido de Taiwán, citan la Resolución 2758 (XXVI) de la Asamblea General de la ONU de 1971, como base legal para esta exclusión. Esta exclusión también obstruye la participación de la sociedad civil de Taiwán, a los titulares de pasaportes taiwaneses se les niega el acceso a las instalaciones de la ONU, y los periodistas taiwaneses no pueden obtener acreditación para cubrir eventos de la ONU.
Durante seis décadas, Taiwán ha brindado asistencia a países socios de todo el mundo. Desde la adopción de la Agenda 2030 de la ONU, Taiwán se ha centrado en ayudar a sus socios a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y, recientemente, a participar en la respuesta antipandémica y en la recuperación pospandémica. Mientras tanto, internamente, Taiwán ha cumplido sus ODS en materia de igualdad de género, agua potable y saneamiento, y buena salud y bienestar, entre otros.
En un momento en el que el mundo está haciendo una llamada de atención sobre las acciones climáticas y para lograr emisiones cero de carbono para el año 2050 y Taiwán está trazando activamente una hoja de ruta hacia este objetivo y ha redactado una legislación dedicada a facilitar este proceso. El cambio climático no conoce fronteras y los esfuerzos concertados son imprescindibles si queremos un futuro sostenible.
Mientras tratamos de recuperarnos mejor juntos, negar a los socios que tienen la capacidad de contribuir es una pérdida moral y material para el mundo. Taiwán es una fuerza para el bien. Ahora es el momento de sentar a Taiwán a la mesa y dejar que Taiwán ayude”.

想像納入臺灣-更具韌性的聯合國體系

外交部長吳釗燮(Joseph, Wu Jau-shieh)倡議臺灣加入世界衛生組織(WHO),這個主張數十年來屢遭政治因素擱置。然而面對全球新冠肺炎(Covid-19)病毒肆虐全球之際,臺灣在防疫工作取得空前成就獲得國際肯定,國際社會應重新檢視臺灣加入國際體系的訴求。
新冠肺炎(COVID-19)持續肆虐全球,至今已造成超過2億人確診及4百萬人喪生,緊密相連的世界各國也受到嚴重的社會經濟衝擊,無一國家倖免。疫情擾亂全球貿易、加劇貧窮、阻礙教育、亦使性別平等開倒車,中低收入國家更是首當其衝。面對高傳染性Delta變種病毒帶來另一波疫情高峰,世界各國無不殷切期盼聯合國能強化作為解決危機,以迎來更佳的復甦及永續重建。這是需要所有人共同投入的艱鉅任務,臺灣已準備好作出貢獻,現在正是聯合國接納這個可貴夥伴的時刻。
過去數月間,臺灣在成功防疫近一年後,如同其他許多國家,面臨一波升溫的疫情。但臺灣控制得宜,也因此更有能力與友邦及夥伴國家合作應處疫情所帶來的挑戰。臺灣優異的防疫能力、迅速滿足全球供應鏈需求的實力,以及持續對夥伴國家提供的實質協助,在在說明沒有理由不讓臺灣在聯合國體系扮演建設性角色。
然而,在中華人民共和國施壓下,聯合國及其專門機構持續援引1971年聯合國大會第2758號決議,作為排除臺灣參與的法律依據。然而該決議的文字十分明確,其僅處理了中國在聯合國的代表權,隻字未提中國所稱對臺灣擁有主權,亦未授權中華人民共和國在聯合國體系代表臺灣。中華人民共和國從未統治臺灣,這是事實,也是臺灣海峽兩岸的現狀,只有臺灣人民以民主程序選出的政府,才能在國際上代表臺灣。中華人民共和國藉由將2758號決議與北京的「一個中國原則」劃上等號的錯誤作法,專斷地將其政治立場強加於聯合國。荒謬之處不止於此,聯合國不當排除臺灣,也阻礙臺灣公民社會的參與,臺灣護照的持有者不被允許進入聯合國參訪或出席會議,臺灣媒體也無法取得記者證入場採訪。
過去六十年來,臺灣持續向全球各地的夥伴國家提供援助,聯合國通過「2030年永續發展議程」後,臺灣更是聚焦協助其夥伴達成「永續發展目標」(SDGs),近來則是致力於協同抗疫及疫後復甦。同時,臺灣本身也努力落實SDGs,包括性別平等、潔淨水資源與衛生,以及健康與福祉等。我們以創新及社區為基礎的解決方案,透過公私夥伴關係協力合作,造福整個社會。
值此全世界呼籲採取氣候行動,以期在2050年前達成淨零碳排放目標,臺灣正積極研擬達成該目標的路徑圖,並制定相關法規加速進程。氣候變遷無國界,倘世人想要永續未來,則需齊心努力,對此臺灣不但不會置身事外,且正努力尋求將減碳挑戰轉化為新契機的最佳途徑。
在世人共同致力邁向復甦之際,將有能力作出貢獻的夥伴拒於門外對於全球而言是道德及實質的損失。
臺灣是世界的良善力量,現在正是接納臺灣、讓臺灣幫忙的時刻。

Mira también

INVIERTE LA TENDENCIA

La población aumenta Foto: Asia News La población de Taiwán registra un ligero aumento por …