ROMANTICISMO CHINO

Festival Qixi, el Doble Siete

El Festival Qixi o del Doble Siete (este año el 4 de agosto), es una celebración tradicional que en China equivale al Día de los Enamorados en occidente. Es un homenaje al amor, pero la diferencia está en la historia: uno se remonta a la Roma del siglo III, en China es una efemérides que ha estado vigente desde hace más de dos milenios.
Su significado va mas allá del consumismo, la sensualidad o el erotismo, y en él se honran principios como la fidelidad, la amabilidad y el cuidado de la pareja, además de que permite recordar la devoción por un romanticismo perenne que debe asumirse durante toda la vida en comunión.
Es por su extendida historia que las representaciones culturales, abundantes desde la etapa feudal, han desarrollado valores estéticos que hacen del día del amor de China un evento de invaluable valor inmaterial.
Hay varias explicaciones sobre su origen, aunque entre ellas la más aceptada es la de la adoración de los cuerpos celestes. Los antiguos chinos observaban la llegada de Vega, en la constelación de Lira, puesto que su destello en el firmamento anunciaba la llegada del séptimo mes lunar, un momento importante para la vida en el campo.
Es en un entorno terrenal y celestial así que, en el imaginario de la antigua China rural, nacen figuras mitológicas como Niulang (el Pastor de Vacas ) y Zhinu (el Hada de los Tejidos), quienes protagonizan un conmovedor relato mítico en donde el amor funde a deidades y a seres humanos.
Otras explicaciones señalan que el Festival Qixi es en realidad un homenaje que los antiguos rendían a la inteligencia, en especial a la de las mujeres. En la obra antigua de Ge Hong, Registros de la Capital Occidental, de la dinastía Han Anterior, se hace mención a jóvenes Han que justo cada séptimo día del séptimo mes lunar se dejaban ver en lo alto de pabellones hilvanando telas con agujas de siete agujeros.
Fue gracias a la aceptación en el imaginario popular que esta celebración pronto pasó a ser parte de obras literarias y de festividades oficiadas por la realeza. En los tiempos de la dinastía Song, el Festival Qixi fue reconocido como una efemérides y a partir de entonces comenzó su propagación y difusión a lo largo de dos milenios. En 2006 se inscribió en la lista de las herencias culturales intangibles de China. El valor de esta tradición está ahora enmarcado no solo en la literatura clásica sino que también es parte de la temática de la Ópera China.
El Festival del Doble Siete va más allá de las ideas que encierra el Día de San Valentín en occidente, sustentado más en los valores judeocristianos y en la pasión idílica shakespeariana.
La esencia de esta festividad va más allá del reencuentro con el amante y destaca ideales definidos para la unión entre dos seres, a saber, la fidelidad, la devoción, la piedad y el cuidado que se profesan los amantes incluso en la distancia.
El Qixi está lejos de ser un acontecimiento para la manifestación de un sentimiento inmediato, impulsivo o carnal, sino que es, por el contrario, el recordatorio de un acuerdo amoroso en el que se intercede por el otro con base en reglas y principios románticos que han de obedecerse toda la vida. Más que la magia del amor, a la que se le atribuye un poder omnímodo, en China son las manifestaciones románticas en pareja las que conducen, al final, a una vida colmada de amor.
Es con base en esa noción del amor y de los principios que han de profesarse los amantes que surge en China un valor estético único en torno al Doble Siete. La poesía, la literatura, y la dramaturgia operística han hecho verbal una idea del amor que rebasa el sentimiento fatuo y que es colocado en el reino de la racionalidad de la vida en pareja.
Es, por así decir, un orden de ideas, principios y comportamientos que buscan mantener el enamoramiento vigente y a flor de piel desde la juventud hasta la vejez. El Qixi recuerda que el amor no es una pasión de primavera sino que es, por el contrario, un sublime sentimiento que permite a hombres y mujeres albergar esperanzas, sueños, anhelos e ilusiones durante toda la vida.
(Jorge Fernández/Diario El Pueblo)

中国浪漫 七夕双七
七夕或双七节(今年于8月4日),是中国的传统节日,相当于西方的情人节。这是对爱的致敬,但不同的是在历史上:一个可以追溯于三世纪的罗马,在中国已有两千多年的历史。
它的意义超越了消费主义、肉欲主义或色情主义,它尊重诸如忠诚、善良和关心伴侣等原则,此外还让人们记住对一生必须承担的永恒浪漫主义的热爱。
自封建时期以来,其文化表现形式具有悠久的历史,发展了审美价值,使中国的爱情节日成为无形价值的节日。
关于它的起源有多种解释,但其中最被接受的是对天体的崇拜。古代中国人观察到在里拉星座织女星的到来,它在天空中的闪光宣布农历七月的到来,这是农村生活的重要时刻。
正是在人间天地的环境中,在中国古代农村的想象中诞生了牛郎、织女等神话人物,他们主演一个神仙与人类爱情交融的神话故事。
其他解释指出,七夕实际上是古人对智慧,尤其是女性的。在葛洪的古书《汉初西都记》中,提到了小汉,每七月初七,就会出现于用七孔针织布的亭台之上。
正是由于它在大众的想象中被接受,这个庆祝活动很快成为了皇室主持的活动也成为了文学作品的主题之一。到了宋代,七夕节被认定为节日,从此流传开来,已流传了两千年。 2006年被列入中国非物质文化遗产名录。这一传统的价值现在不仅体现在古典文学中,也成为中国戏曲主题的一部分。
双七节超越了西方情人节所包含的观念,更多地基于犹太-基督教价值观或是莎士比亚田园诗般的激情。
这个节日的本质超越了爱人的重逢,并突出了两个人之间结合的明确理想,即使在远方的恋人也能表现出忠诚、奉献、虔诚和关怀。
七夕远非表现直接的、冲动的或肉欲的感觉,相反的,它是提醒一种爱的协议,其中一个人根据浪漫的规则和原则为另一个人付出,他们终生都必须遵守。不仅仅是爱情的魔力,一种包罗万象的力量,在中国,作为一对夫妇的浪漫表达,最终导致充满了爱的生活。
基于这种爱的概念是恋人之间必须承诺的原则,即围绕中国的双七具有独特的审美价值。诗歌、文学和歌剧已经表达了一种超越愚蠢感觉的爱情观念,并将其置于夫妻生活的理性领域。
可以这么说,它是一种思想、原则和行为的秩序,旨在从年轻到年老,不断地坠入爱河。 《七夕》提醒我们,爱情不是春天的激情,反而是一种崇高的感觉,让男人和女人一生都怀有希望、梦想、渴望和幻想。 (豪尔赫·费尔南德斯/埃尔普韦布洛报纸)

Mira también

INVIERTE LA TENDENCIA

La población aumenta Foto: Asia News La población de Taiwán registra un ligero aumento por …