SANTUARIO CHINO EN VILLA TUSAN

Lugar de veneración a los inmigrantes

Cortando la cita simbólica del camposanto

Los cuerpos de tres chinos que habrían muerto en el siglo XIX y que fueron exhumados (fortuitamente) de una huaca incaica en el distrito de Carabayllo (al norte de Lima), durante una excavación para tender un conducto de gas, yacen en paz en el inaugurado Santuario de los Inmigrantes Chinos levantado en Villa Tusan, gracias a la actuación conjunta del Centro Cultural Peruano Chino (CCPCH), el Colegio Católico Peruano Chino Juan XXIII y los Hermanos Franciscanos.
El expresidente del CCPCH, Luis Chang Reyes, uno de los gestores de la obra, en su discurso puntualizó que en el tiempo se han encontrado decenas de cuerpos de chinos en huacas u otros lugares fuera de los existentes camposantos, debido a que eran considerados paganos.
Recordó que los chinos migrantes que arribaron a tierras peruanas tenían un concepto claro frente a la muerte, como lo recuerda anualmente el festival Qingming o Día de las Limpieza de Tumbas, que se desarrolla regularmente en abril (al empezar la primavera), y en la que los deudos o descendientes oran y reverencian a sus antecesores, dejando ofrendas y, previamente, limpiando las tumbas.
Chang Reyes destacó que Qingming más que honrar a los muertos es una celebración de vida, belleza y renovación, incluso –en la Tierra Madre- cometas son elevadas al aire con coloridas linternas en el cordel. En ese sentido, añadió, que al abrirse el Santuario se rinde tributo a los antepasados, recordando los sacrificios y desafíos que tuvieron que superar camino al bienestar espiritual y económico.
Monseñor (a) Adriano Tomasi evocó que el verano de 1969 –a poco de arribar de Italia para acompañar a monseñor Ferruccio en el CEP Juan XXIII- viajó a Paramonga porque el cementerio chino tenía que mudar de lugar debido al crecimiento del distrito, dando bendición cristiana a los cuerpos al lugar del traslado. Felicitó la iniciativa de la construcción del lugar por el CCPCH por su profundo contenido espiritual y que acoge los restos de tres ciudadanos chinos en un lugar sagrado, enfatizando que las nuevas generaciones conozcan y evoquen a esos migrantes que, a pesar de los perjuicios y maltratos, fueron artífices de la amistad sinoperuana.
El actual presidente del CCPCH, Carlos Locau Lío, agradeció a todos aquellos que abrieron camino a la iniciativa de levantar el Santuario y asisitr a la ceremonia de veneración, rindiendo homenaje a esos chinos y sus descendientes que contribuyen a la identidad nacional, creando mixturas de toda índole y que continúan en sólida unidad camino al bienestar común.
El RP Beppy, asesor espiritual, describió una oración dedicada a todos los pueblos y para todos los migrantes: “Dios omnipotente, que estas presente en todo el universo que tú has creado … Tú que rodeas con tu ternura todo lo que existe (…) Toca los corazones … Enséñanos a descubrir el valor de cada cosa … Haz que nuestro corazón se abra a todos los pueblos y naciones de la tierra … Dios creador y Padre, nosotros reunidos en amistad, en este lugar sagrado, te pedimos que concedas el descanso eterno a los migrantes chinos … Haz, Señor, que este Santuario recuerde siempre a nosotros y a las generaciones futuras que seamos constructores de puentes y de amistad entre todos los países y pueblos, para así vivir todos en Justicia y Paz en la hermana Madre Tierra, la Casa común a todos que tú nos has dado. Amén”.
En la emotiva ceremonia también actuaron el Grupo de Danzas del León de la institución anfitriona y el coro escolar del Colegio Peruano Chino San Francisco de Asís de Huaycán (Ate-Vitarte).
En el solemne acto participaron en calidad de invitados la teniente alcaldesa de Ate Gisela Casavilca; el consejero cultural Zhao Xiaoming, el director del colegio parroquial Hugo Alarcón, la representante del Colegio Juan XXIII Eva Siu, el comisario PNP César Castro, Maribel Temoche y Zhao Lihong del ICPUCP, Cecilia Tello y Zhang Huizen del ICURP y el asesor del vicerrectorado de investigación de la PUCP Rubén Tang Unzueta.

Elevando plegarias e incienso en tributo a los fallecidos

CAMINO AL 42 ANIVERSARIO
Vistoso programa en Villa Tusan
El 30 de agosto entrante se celebra el Cuadragésimo segundo aniversario del Centro Cultural Peruano Chino (CCPCH), y para ese efecto las puertas estarán abiertas en la sede de Villa Tusan, Km. 17,5 de la Carretera Central (Ate-Vitarte), a fin de recibir a los asociados, familiares y amistades con un vasto programa de actividades.
Los comensales podrán escoger entre los clásicos pollo y chancho al palo, con ensalada, y tradicionales bocaditos; participar en talleres culturales y artísticos, gracias a la colaboración del Instituto Confucio de la Pontificia Universidad Católica del Perú; disfrutar de una tarde bailable con la agrupación musical The Blue Band y el show de Juan Luis Guerra (con el imitador Julio Cornejo), a lo que se sumarán sorteos; gozar con estampas del folclore peruano y chino; concurrir a la feria de productos agrícolas; e, interactuar con las danzas del dragón y los leones.
La cita es el miércoles 30 de agosto, desde las 10:00 horas. Habrá movilidad desde el Colegio Juan XXIII y desde el distrito de San Borja. Informes e inscripciones: 945107172 (Srta. Clara).

Mira también

VIAJERA CINCO MILLONES

Promoviendo el turismo Foto: Noticias de Taiwán Taiwán dio la bienvenida a su visitante número …