CUARTO GRAND SLAM

Japonesa reina mundial del deporte blanco

No hace falta buscar más para saber quién manda en el tenis femenino mundial: la japonesa Naomí Osaka logró su cuarto título de Grand Slam en la misma cantidad de finales disputadas, al dominar a la estadounidense Jennifer Brady (24 WTA) en la final del Abierto de Australia, en la ciudad de Melbourne.
La actual número 3 del mundo, jugadora de línea de fondo y de poderoso servicio (200 kilómetros por hora) se impuso 6-4, 6-3 a apenas en 75 minutos a Brady, quien disputaba su primera final de un ‘Grande’ y se fue con el consuelo de ingresar en el top15 del mundo.
Osaka, la larguirucha deportista de 180 centímetros de altura, hija de padre haitiano y profesor de tennis y de japonesa natural de la isla de Hokkaido, marca el paso en el tenis femenino mundial. Desde el regreso de la competición luego del confinamiento, se adjudicó el US Open en septiembre pasado, y ahora el Abierto de Australia.
Con estos dos nuevos éxitos, que se añaden a sus dos primeros US Open 2018 y Abierto de Australia 2019, la japonesa de 23 años es la primera tenista, desde Mónica Seles a comienzos de los ‘90, en salir victoriosa de sus cuatro primeras finales de Grand Slam.
Y en la primera de ellas, en Nueva York con sólo 20 años, superó entonces a Serena Williams explosiva que perdió los nervios en varias fases de aquel partido, arremetiendo contra el árbitro y siendo sancionada por ello. Naomí, aunque sus padres viven en Florida (EEUU), lleva el apellido japonés y representa en los torneos a Japón.

Mira también

ENERGÍA RENOVABLE POR LA TRADICIONAL

Sustitución avanza a paso pausado Foto: El periodico de la Energía La capacidad instalada de …