LAZOS FRUCTÍFEROS CON VISIÓN DE FUTURO COMPLEMENTARIO

Cincuentenario de relaciones diplomáticas Perú-China

Perú y China, países ayer separados pero hoy unidos por el Océano Pacífico, celebraron el cincuentenario del establecimiento oficial de relaciones diplomáticas, y en forma coincidente, este año, mientras uno conmemoró el bicentenario republicano, el segundo evocó el centenario del Partido Comunista Chino (PCCh); en el transcurso del tiempo, ambas naciones se vienen complementando en todo ámbito cultural, social y económico; coincidiendo hacia futuras perspectivas en un mundo cada vez más influenciado e innovado por los avances de la ciencia y tecnología.
Los mandatarios intercambiaron sendos mensajes por los 50 años : Pedro Castillo señaló que Perú y China son civilizaciones antiguas y vigentes, con una amistad de larga data y coronadas con firmes documentos, como la Alianza Estratégica Integral (AEI) y se consolida el permanente intercambio de alto nivel; Xi Jinping expresó que si bien los dos países son geográficamente distantes hay largo historia unitaria y una base sólida para profundizar los vínculos bilaterales; prueba visible de ello, por ser lo más reciente, es la lucha contra la Covid-19 y la recuperación económica pos pandemia.
Paralelamente, dentro del Tratado de Libre Comercio (TLC), vigente desde el 2010 y en la actualidad en pleno proceso de renegociación y de la suscripción de la iniciativa de la Franja y la Ruta del siglo XXI, se reafirma el propósito conjunto de explorar oportunidades de cooperación teniendo en la mira el desarrollo sostenible. En ello, China se ha convertido en el primer socio comercial del Perú y el segundo destino de inversión directa diversificada, lo que configura beneficios pragmáticos para el país sudamericano; prueba manifiesta es la construcción del megapuerto de Chancay (a 70 kilómetros al norte de Lima), a transformarse en el mediano plazo es el mayor “hub” de América del Sur en la costa del Pacífico, a lo que podría sumarse la posibilidad de la construcción de una línea ferroviaria en la región macrosur o el tren de cercanías, destinada al transporte de mineral y de pasajeros, con la intervención de los Estados y la inyección de capitales chinos y nacionales.
Ese correspondido interés quedó subrayado con la cantidad de seminarios (vía zoom) organizados, en el marco de los actos celebrados alrededor del cincuentenario, como los promovidos, entre otros, por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) y la Universidad Tsinghua; la Cámara de Comercio Peruano China; el Centro de Estudios Asiáticos (CEAS) de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos; el Centro de Estudios sobre China y Asia Pacífico de la Universidad del Pacífico (UP); y el Instituto Confucio PUCP; en cada una, participaron académicos, conferencistas e investigadores de ambos países, poniendo énfasis en temas confluyentes en la realidad contemporánea y hacia un promisor futuro, tanto desde lo económico, financiero, infraestructura, cooperación, sin descuidar, la cultura y de aspectos sociales integrales, incluyendo el papel desempeñado por chinos residentes y de sus descendientes (tusan).
Clara disposición de lo expuesto en el párrafo anterior, fue la presentación del libro “En búsqueda de un Camino para Evitar la Trampa del Ingreso Medio: Los Casos de China y Perú”, editados conjuntamente, en un enfoque comparativo, por la doctora y directora del Centro de Estudios sobre China y Asia-Pacífico, Rosario Santa Gadea y el doctor y director del Instituto de Economía y Política Mundial (IWEP), de la Academia China de Ciencias Sociales (CASS), Zhang Yuyan; poniendo énfasis en las virtudes y eficiencias de cada país para alcanzar objetivos; en el caso chino, el proceso se consolidó con la apertura al exterior y la reforma económica, teniendo como pilares la masiva mano de obra, el imitar primero y luego crear, innovar, la tecnología, para reformular planes y sentar bases de desarrollo sostenible.

Camino se hace al andar
Las relaciones sinoperuanas, en estos últimos 50 años, están enmarcadas en la cooperación y la solidaridad internacional, con mutuas acuerdos de participación en variedad de ámbitos; cabe referir que, meses antes del establecimiento oficial de relaciones bilaterales, el Perú emitió voto favorable para el ingreso de China en la Organización de las Naciones Unidas (26º. Período de Sesiones, septiembre, 1971). La primera compra china fue de Harina de Pescado, que sumó US$ 20 millones de dólares y tiempo después arribó el primer capital, poco más de US$ 120 millones, para la adquisición de la estatal Hierro Perú (hoy Shougang-Hierroperú), en el 2021 las exportaciones peruanas hacia China superan los US$ 22 mil millones y el stock de inversiones por US$ 30 mil millones. Avance espectacular.
Sin duda, el crecimiento chino (segunda economía mundial) es un imán para los despachos peruanos, aunque si bien un 95% están atadas a los recursos naturales (minerales) también existe un aumento lento aunque paulatino de productos agroindustriales. En ese contexto, todavía queda un largo camino a recorrer y resolver, que deben ahondarse en la capacidad de negociación, acuerdos de participación y vínculos estratégicos, mediante la comunicación directa y fluida, confianza recíproca, introduciendo el comercio moderno y electrónico, teniendo de pilares la transferencia tecnológica, forjar cadenas de valor, la cooperación aduanera y logística, el concordar la economía digital y transitar en la conectividad aérea y portuaria, entre otros puntos.
En concreto, entre Perú y China se ha cimentado una fructífera relación estratégica y esa integración debe consolidarse hacia un futuro cercano común, formando parte de un destino compartido en beneficio mutuo y a favor del bienestar de sus pueblos.
(Ac-Ko)

El embajador Extraordinario y Plenipotenciario Liang Yu resaltó la cooperación, la solidaridad y la favorable disposición en las relaciones sinoperuanas en los 50 años transcurridos, abriendo un nuevo hito en las acuerdos hacia el futuro

中秘建交50周年 硕果累累 未来可期

秘鲁和中国,这两个被太平洋分开却又同时被这浩瀚海洋连接在一起的国家,在刚刚过去的11月2日庆祝了正式建立外交关系50周年。巧合的是,这两个国家中,其中一个纪念了共和国成立200周年,另一个国家庆祝了中国共产党成立100周年;在这50年的历程中,两个国家一直在所有文化、社会和经济领域相互啊帮助;在一个日益受到科技进步影响和创新的世界中,不约而同地走向未来。
两国领导人就建交50周年互致问候:秘鲁总统佩德罗·卡斯蒂略指出,秘鲁和中国都是拥有古老文明的国家,友谊源远流长,同时双方为全面战略伙伴关系,中秘高层保持频繁的交流。习近平说,虽然两国在地理上相距遥远,但有悠久的团结历史是深化双边关系的坚实基础;这一点体现在双方在控制新冠肺炎疫情和经济复苏上提供的互相支持。
同时,自2010年起生效的自由贸易协定目前正在重新谈判中,中秘双方还签署了“一带一路”倡议备忘书,重申了探索合作机会以实现可持续发展的共同目的。在这方面,中国已成为秘鲁的第一贸易伙伴和区域内多元化直接投资的第二个目的国,这对这个南美国家有务实的好处。常凯(利马以北70公里)巨型港口的建设,将在中期内转变为南美洲太平洋沿岸最大的“枢纽”。在国家的干预和中国及国家资本的注入下,有可能在宏观南部地区建设铁路线或用于矿物和客运的郊区列车,就是这方面的明确证明。
在50周年纪念活动框架内举办的一些研讨会突出了中秘建交的交流成果,秘鲁天主教大学(PUCP)和清华大学;秘中商会;国立圣马尔科斯大学亚洲研究中心(CEAS);太平洋大学(UP)中国和亚太地区研究中心等高校和研究所推出了学术研讨会。在这些活动中,来自两国的学者、讲师和研究人员都参与其中,强调了当代现实中的融合主题,以及未来的愿景和可能,包括经济、金融、基础设施、合作等方面,同时也关注到了文化和社会方面,包括中国居民及其后代土生华人所发挥的作用。
太平洋大学推介了《寻找避免中等收入陷阱的方法——中国和秘鲁的案例》一书。该书由中国和亚太研究中心主任罗萨里奥·桑塔·加迪亚博士和中国社会科学院世界经济与政治研究所所长张宇燕博士共同编纂。就中国而言,这一进程随着对外开放和经济改革而得到巩固,以大量人力、先模仿后创造、创新、技术为支柱,重新制定计划,为可持续发展奠定基础。

边走边探索
在过去的50年里,中秘关系以国际合作和团结为框架,在多个领域达成了相互参与的协议。值得一提的是,在正式建立双边关系的几个月前,秘鲁投票赞成中国加入联合国(第26届会议,1971年9月)。 中国对秘鲁的第一笔采购是鱼粉,金额为2000万美元。不久,中国对秘鲁进行了第一次投资。中国公司首都钢铁花费接近1.2亿美元,收购了秘鲁国有的铁矿公司,改为今天我们熟悉的首钢秘铁。 到2021年,秘鲁对中国的出口超过220亿美元,投资存量为300亿美元。这是非常让人惊叹的发展
毫无疑问,中国的增长(世界第二大经济体)吸引了秘鲁的货物,尽管95%与国家资源(矿产)有关,但农工业产品也在缓慢但逐步增加。在这种情况下,还有很长的路要走,要解决,必须在谈判能力、参与协议和战略联系方面进行深化,通过直接和流畅的沟通,互惠互信,引入现代和电子贸易,以技术转让为支柱,打造价值链,海关和物流合作,就数字经济达成一致,并向航空和港口连接迈进,以及其他几点。
具体而言,秘鲁和中国之间已经巩固了富有成效的战略关系,这种融合必须继续巩固,以便在不久的将来实现共同的未来,形成共同命运的一部分,互惠互利造福两国人民。

Mira también

SALUDABLE ACUERDO

Frente a la Covid-19 y la pandemia Foto: CNA El ministerio de Relaciones Exteriores (MOFA, …