TAIWÁN: APUNTA EMISIONES CERO

Impulso a la transición global

Por: Chang Tzi-chin
Ministro de la Administración de Protección Ambiental

El mundo se ha embarcado en la transición hacia las cero emisiones netas. Los enfoques innovadores para la cooperación internacional destacados en el Acuerdo de París – que exige una amplia cooperación de todos los países para cumplir con los objetivos de reducción global – están tomando forma gradualmente.
Taiwán está dispuesto y es capaz de cooperar con socios internacionales para lograr conjuntamente una transición a las cero emisiones netas, movilizar la acción climática global y garantizar un entorno sostenible para las generaciones futuras.
Como la vigésimo primera economía más grande del mundo, Taiwán tiene una importante influencia en la prosperidad económica y en la estabilidad en la región de Indo-Pacífico.
En particular, la industria de semiconductores de Taiwán ocupa una posición central en las cadenas de suministro internacionales. La industria reduce activamente el uso de recursos energéticos en sus procesos de producción mediante el desarrollo de nuevas tecnologías y nuevos modelos. A través de innovaciones de semiconductores en constante evolución, ha desarrollado numerosas aplicaciones inteligentes de dispositivos electrónicos y ha promovido la conservación de energía global.
Taiwán está llevando a cabo acciones climáticas sustanciales y avanzando vigorosamente en la transición energética. En mayo de 2022, la capacidad de energía renovable acumulada instalada había alcanzado los 12,3 GW, un aumento significativo del 60% con respecto a 2016.
De 2005 a 2020, el PIB de Taiwán creció un 79%. Durante el mismo período, la intensidad de las emisiones de gases de efecto invernadero se redujo en un 45%, lo que demuestra que el crecimiento económico se ha desvinculado de las emisiones de gases de efecto invernadero.
El 22 de abril de 2021, Día de la Tierra, la presidente Tsai Ing-wen anunció el objetivo de Taiwán de cero emisiones netas para 2050. En marzo de 2022, el Yuan Ejecutivo publicó la Ruta de Taiwán hacia las cero emisiones netas en 2050.
La hoja de ruta describe cuatro estrategias principales de transición en la energía, la industria, los estilos de vida y la sociedad. Sobre los cimientos gemelos de gobernabilidad de investigación y desarrollo tecnológicos (I+D) y legislación climática, las estrategias se complementan con 12 subestrategias clave. Estas son las energías eólica y solar; el hidrógeno; la energía innovadora; los sistemas de potencia y almacenamiento de energía; la conservación y eficiencia energéticas; la captura, utilización y almacenamiento de carbono; los vehículos eléctricos y libres de carbono; el reciclaje de recursos y cero residuos; los sumideros naturales de carbono; los estilos de vida verdes; las finanzas verdes, y la transición justa. Mediante la integración de recursos intragubernamentales, Taiwán desarrollará un plan de acción paso a paso para alcanzar sus objetivos.
Al construir los cimientos de la tecnología I+D necesaria para lograr la transición hacia las cero emisiones netas, Taiwán se centrará en cinco áreas: la energía sostenible, las bajas emisiones de carbono, la circularidad, la negatividad del carbono y las ciencias sociales.
La Ley de Reducción y Gestión de Gases de Efecto Invernadero está siendo modificada y pasará a llamarse Ley de Respuesta al Cambio Climático. Las enmiendas harán de las cero emisiones netas para 2050 un objetivo nacional de reducción a largo plazo, mejorarán la eficacia de la gobernanza climática, añadirán un capítulo sobre adaptación al cambio climático, fortalecerán la divulgación de información y la participación pública e introducirán un mecanismo de fijación de precios del carbono.
La ley proporcionará incentivos económicos a la reducción de emisiones, guiará el crecimiento verde y bajo en carbono, y contribuirá a completar los cimientos de la legislación y la gobernanza climáticas nacionales.
La visión a largo plazo de Taiwán para 2050 consiste en hacer de la transición a cero emisiones netas la nueva fuerza impulsora del desarrollo nacional. Mediante la creación de estrategias de transición y bases de gobernanza competitivas, circulares, sostenibles, resilientes y seguras, Taiwán estimulará el crecimiento económico, fomentará la inversión privada, creará empleos verdes, promoverá la independencia energética y mejorará el bienestar social.
Debido a factores políticos, Taiwán está excluido de las organizaciones internacionales y no puede participar sustancialmente en las discusiones sobre asuntos climáticos globales.
Es difícil para Taiwán mantenerse al tanto de los desarrollos actuales e implementar adecuadamente las tareas relacionadas. Esto creará brechas en la gobernanza climática global.
Taiwán tiene fuentes de energía independientes limitadas y un sistema económico orientado al comercio exterior. Si no puede vincularse a la perfección con los mecanismos de cooperación internacional bajo el Acuerdo de París, esto no solo afectará al proceso de las industrias taiwanesas para convertirse en ecológicas, sino que también socavará la estabilidad de las cadenas de suministro internacionales.
Ante la amenaza de las medidas de ajuste fronterizo de carbono, la competitividad general de Taiwán podría verse seriamente afectada si no puede participar de manera justa en los mecanismos internacionales de reducción de emisiones. Esto también debilitará la eficacia de la cooperación internacional y socavará la economía mundial.
Realizar la transición hacia cero emisiones netas es una
ineludible responsabilidad colectiva de esta generación. Solo será posible lograr el objetivo si la comunidad internacional trabaja de manera conjunta.
Con un espíritu de pragmatismo y profesionalismo, Taiwán está dispuesto a hacer contribuciones concretas para abordar el cambio climático global.
La pandemia de la Covid-19 ha demostrado que cualquiera que sea la situación, Taiwán tiene un enorme potencial para contribuir al mundo de maneras extremadamente útiles.
Taiwán debe tener la misma oportunidad de unirse a los mecanismos de cooperación internacional en respuesta al cambio climático. Esperamos que la comunidad internacional apoye la inclusión inmediata, justa y significativa de Taiwán.

全球淨零轉型,臺灣注入動能

全球朝向淨零轉型的腳步已啟動,「巴黎協定」強調國際合作機制的創新規範也逐漸開展,呼籲所有國家廣泛合作以促進全球減量目標的達成,臺灣有意願也有能力和國際夥伴並肩合作,共同實踐淨零轉型全球氣候行動,確保未來世代擁有永續環境。
臺灣是全球第21大經濟體,對印太地區經濟繁榮與穩定具有重要影響力,尤其我國半導體產業在國際供應鏈中佔有舉足輕重的地位,藉由開發新技術、新模式,在生產過程中積極降低能資源使用,以持續演進的半導體創新,實現電子產品各種智慧應用,促使全球節能。臺灣具體實踐氣候行動並大力推動能源轉型,至2022年5月再生能源累積裝置容量達12.3 GW,較2016年大幅增加1.6倍,2005年至2020年臺灣的GDP成長79%,同時期溫室氣體排放密集度降低45%,經濟成長與溫室氣體排放呈現脫鉤。
臺灣蔡英文總統於2021年4月22日世界地球日宣示將推動「2050淨零轉型」,行政院於2022年3月正式公布「臺灣2050淨零排放路徑及策略」,規劃推展「能源、產業、生活及社會」等四大轉型策略,並在「科技研發」與「氣候法制」兩大治理基礎上,輔以風電/光電、氫能、前瞻能源、電力系統與儲能、節能、碳捕捉封存及利用、運具電動化及無碳化、資源循環零廢棄、自然碳匯、淨零綠生活、綠色金融、公正轉型等12項關鍵戰略,整合跨部會資源,制定行動計畫逐步落實。
臺灣將從永續能源、低碳、循環、負碳、社會科學等5項領域規劃發展淨零轉型所需科技研發基礎,並已啟動「溫室氣體減量及管理法」修法工作,將法案名稱修正為「氣候變遷因應法」,明定2050年淨零排放為國家長期減量目標、提升氣候治理效能、增訂氣候變遷調適專章、強化資訊公開及公眾參與,並規劃導入「碳定價」機制,以經濟誘因促進減量,據以引領低碳綠色成長,逐步完備我國氣候法制治理基礎。臺灣2050淨零排放轉型之長期願景將透過打造具競爭力、循環永續、韌性且安全的各項轉型策略及治理基礎,促進經濟成長、帶動民間投資、創造綠色就業、提升能源自主及社會福祉,讓淨零轉型成為臺灣發展的新動能。
臺灣因政治成見被排除在國際組織之外,在全球氣候問題無法實質參與,也就難以即時掌握 及做好銜接工作,這種落差將造成全球氣候治理上的空缺。以臺灣有限的自主能源及外貿導向的經濟體制,若不能順利連結「巴黎協定」參與國際合作機制,不但將影響臺灣產業綠化製程,更會衝擊國際產業供應鏈的穩定,尤其在面對全球碳邊境管制措施所帶來的威脅,臺灣整體競爭力將因不能公平的參與國際減量機制而蒙受打擊,也將弱化國際合作成效並對世界經濟造成傷害。
推動淨零轉型已是不可推卸的集體和世代責任,惟有國際社會共同攜手合作,才有達成淨零的可能性,臺灣願意秉持務實、專業的精神,為全球對抗氣候變遷做出具體的貢獻。過去兩年多來的新冠疫情(Covid-19)已經證實,臺灣無論在哪個方面,都將是這個世界最友善且最有潛力的貢獻者。臺灣應獲賦予相同的機會納入全球因應氣候變遷之國際合作機制,希望國際社會給予我們支持,回應臺灣即時、公平、有意義的參與機會。

Mira también

CAPACIDAD DE PRODUCCIÓN

En momentos críticos Foto: Noticias de Taiwán La delegación taiwanesa que participó en la reunión …