TRABAJO CONJUNTO EN BIODIVERSIDAD

Investigadores peruanos y chinos

Foto: Twitter

La cooperación Perú y China ha generado buenos resultados, no sólo en lo empresarial, comercial y cultural, entre otros ámbitos, sino también emerge en la protección de la biodiversidad, y prueba de ello es el trabajo conjunto con el Laboratorio de Sistemática Molecular y Evolución Vegetal entre la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) y el Jardín Botánico del Sur de China (SGBC, siglas en inglés), que fue inaugurado hace cinco años.
El laboratorio, en la sede del Museo de Historia Natural (MHN), en el distrito de Jesús María, se ha convertido en un espacio de mutua colaboración científica, técnica y de entrenamiento a nivel de docentes y estudiantes, tal como refiere la directora Mónica Arakaki. La investigadora de la Facultad de Ciencias Biológicas sanmarquina, refiere que los resultados, hasta el momento, demuestran que la cooperación entre China y Perú está madurando y crece de forma acelerada.
Explica que en Laboratorio de Sistemática Molecular se realiza la parte inicial del procesamiento de las muestras de las plantas obtenidas en el campo de investigación y, posteriormente, son trabajadas en China: “En China se realiza básicamente la tarea secuencial, puede ser de porciones de ADN de cada uno de los organismos o de genomas completos, y también mucho trabajo bioinformático”.
Arakaki sostuvo que este trabajo ha hecho una importante contribución a las investigaciones que se realizan en la costa y en regiones altoandinas, ya que ha permitido documentar mayor información que puede ser útil para el gobierno a la hora decidir sobre proyectos, especialmente de construcción.
El principal aporte es la conservación de las lomas, afectadas especialmente en Lima, donde se han perdido muchos de estos terrenos por urbanización, sin siquiera saber qué y cuánta flora y fauna se encuentra. En las zonas alto andinas, hay plantas que crecen en altas montañas.
Por su parte, Betty Millán, directora del Departamento Académico de Botánica en la Facultad de Ciencias Biológicas, asegura que la creación del laboratorio entre China y Perú ha permitido fortalecer el área de investigación y el conocimiento: “China ha contribuido en la formación del recurso humano y en las colectas de estas áreas que necesitamos”.
La investigadora explica que entre otros beneficios de realizar los estudios moleculares de las plantas, destaca que se puede seguir incluso la ruta de ellas: “Por ejemplo, si yo estoy trabajando con la maca (tubérculo nutritivo), y ya tengo todo mi trabajo molecular, el estudio genómico sobre la maca, voy a poder saber si en algún momento es extraída ilegalmente a otros países. Puedo tener los genes, el ADN de la maca y las variedades que tenemos en Perú”, detalló.

Mira también

TRIGÉSIMO ANIVERSARIO

Organización del espacio Foto: Ministerio de Ciencia y Tecnología El ministerio de Ciencia y Tecnología …