UNA NUEVA PROPUESTA DE FUSIÓN ORIENTAL: BAPÓ

Creada por entusiastas emprendedoras tusan y nikkei

Rafaella Denisse Siu Fu y Dánica Tamashiro Kobashikawa

Rafaella Denisse Siu Fu y Dánica Tamashiro Kobashikawa, dos emprendedoras descendientes asiáticas, una tusan y otra nikkei, juntaron esfuerzos y crearon un nuevo de estilo de cocina oriental en la que se fusiona la china, japonesa y la peruana.
Rafaella es una tusan de tercera generación de inmigrantes chinos, nos cuenta que su familia es su motivación de lo que han y lograrán en un futuro con Bapó.
“Son la base de lo que soy y de lo que me identifica. Desde pequeña he escuchado sus historias y anécdotas; desde las ollas comunes para alimentar a toda la familia, la llegada en barco sin saber ni el idioma y todo lo que han logrado con un brazo por delante y otro por detrás”. A pesar de todos los obstáculos que traía una cultura diferente, lograron establecerse sin perder sus raíces. Es así, como mis bisabuelos, no quisieron que una generación de origen chino crezca sin conocer del sabor oriental y lograron ser uno de los primeros en vender ingredientes chinos en la tienda “Enrique Siu y Compañía” ubicada en Jr. Ucayali 755 (Barrio chino) o en detalles del día a día cómo esperar que los mayores se sirvan primero, compartir la comida en el centro de la mesa, comer con faichi, hasta comerse el último grano de arroz”.
La suma de este esfuerzo que se ha dado de generación tras generación para mantener el “lado oriental”, es lo que quiere lograr con Bapó. Ese mismo acercamiento que lograron en un inicio importando productos chinos para las familias recién llegadas, pero en este caso, dar ese acercamiento a todos los peruanos porque la cultura oriental es parte de la nueva peruanidad.
Dánica es la tercera generación de inmigrantes de Okinawa, nos dice: “El ambiente en el que crecí formó mi cultura como nikkei. Desde pequeña, mi familia me ha inculcado los valores y principios que me hacen la persona que soy actualmente. Esta base de mi persona tiene la influencia de mis ojis y mis obas (abuelos) que vinieron desde Okinawa durante la Segunda Guerra Mundial. Mis antecesores que emigraron trajeron consigo la cultura japonesa que al transmitirse de generación en generación se logró fusionar con la peruana formando una cultura nikkei, ya que considero que esta palabra no sólo connota aquel descendiente japonés, sino también, involucra la fusión de culturas”.
“Esta cultura nikkei la reflejo en mi día a día, en mis acciones, en mi personalidad, en mis valores, en mis principios, en mis costumbres y tradiciones pero sobre todo en Bapó. Considero que las acciones y la cultura organizacional de una empresa refleja su gobierno corporativo. En este caso, mantenemos un enfoque ético basado en las enseñanzas de nuestras culturas”, acota.
“Quiero agradecer a mi familia y a la comunidad en la que crecí por darme esta firmeza de siempre decidir aquello que es lo correcto. Así mismo, por hacerme una persona perseverante y paciente, si no fuera por esta formación, Bapó no hubiera sido posible”.

Sobre la Empresa
Bapó es un nombre propio de marketing que han lanzado sintetizando una suerte del vocablo “vapor” vinculado a fonemas asiáticos; la base de los platos que ofrecen a los consumidores están inspirados tanto el arte culinario chino y japonés cuanto en la fusión de ambos con la gastronomía y el paladar peruanos.
El emprendimiento suma por un lado la amistad de Siu y Tamashiro nacida en las aulas universitarias y, por otro, representar su ascendencia y la identificación con lo peruano; la empresa emerge de la tradición y motivada por el ejemplo familiar. “Queremos que la marca Bapó sea símbolo de la nueva peruanidad, involucrando un nuevo concepto de comida fusión oriental”, apuntan.
El paladar tiene así el reto de probar y comprobar los potajes dentro de un modelo ‘dark kitchen’, compuesto por el clásico dim sum con siu mai, enrrollado primaveral, min pao y mochi, a los que se agregan el tiradito y el lomo salteado, entre otros. Por citar, el siu mai tiene un toque de nori (algas marinas). Durante la reflexión, el resumen semanal o mensual del negocio, Rafaella y Dánica preparan nuevos lanzamiento para engrosar el listado, buscando siempre ser agradecidas con sus colaboradores y la creciente clientela a la vez de apoyar labores de bien social.
Un punto distintivo, es el detalle con el que hacen las entregas –en razón a las restricciones sanitarias: Las cajas de empaque están unidas por un hilo, como se acostumbraban en el ahora Cercano Oriente al momento de distribuir la comida.

Los interesados, pueden contactarse con Bapó al Whatsapp 961-035156, ó al correo electrónico: bapoperu@gmail.com

Mira también

HERENCIA CULTURAL CHINA EN LA HABANA

Recopilando Material Hace un año, la directora de la Casa de las Artes y Tradiciones …