VISIÓN DE NISEI HUANTINO

En la vía del desarrollo sostenible

Carlos Hiraoka Torres, el mayor de ocho hermanos, es el faro que conduce, tal como corresponde al primogénito según la tradición oriental, el legado de la empresa que crearon sus padres en la ciudad de Huanta, capital de Ayacucho, a mediados de la década de los ‘60, y cuyo apellido se ha convertido en todo un emblema. Por la trayectoria profesional se hizo acreedor al Premio IPAE-Empresario del Año.
El diario El Comercio lo entrevistó, y de ahí extraemos algunos puntos saltantes vinculados a su tarea y los planos futuros del sector retail.

En una entrevista, usted mencionó que para el bicentenario
hubiera sido ideal tener una Carretera Central que conecte de forma efectiva al país, pero aún vemos fuertes carencias por este lado. ¿Cómo ve que llegamos a este 2021?

La Carretera Central es una vía importantísima, gran parte de los alimentos llegan a Lima gracias a ella. No sé si realmente el proyecto de mejorarla va a llevarse a cabo. Sería una obra grandiosa para fomentar la conectividad nacional, algo que nos beneficiaría a todos. Este año muestra desafíos claves.

¿Qué retos encuentra y en qué espera que
pueda avanzar el próximo gobierno?
Nos debe llevar a la normalidad y a ser un país más unido, con miras al desarrollo sostenible. Que todos tengan la ilusión de mejorar con base en la educación, y que el Estado dé un mejor soporte en salud, educación e infraestructura, por el bien de todos los peruanos. El Perú ha sido uno de los países más estables en la región, y las inversiones en minería, agroindustria, entre otros sectores, han ayudado mucho al desarrollo. En la medida en que se normalice la situación, se vendrán seguramente más inversiones.

¿Qué planes tienen este 2021 con Hiraoka?
Por el momento, consolidar nuestras operaciones y en la medida en que todo se normalice, vendrán nuevas aperturas. No las tenemos previstas ahora. Tenemos los cuatro locales en Lima, en los distritos más importantes, y está la venta online.

¿Qué tanto creció esta?
Las ventas online ya representan más o menos el 10% de nuestras ventas totales. Es un público más joven.
La pandemia fue severa para muchos negocios.

¿Cómo fue para ustedes?
Hemos estado tres meses cerrados y felizmente tuvimos la apertura de la venta online. Eso ayudó a generar ingresos para cubrir los gastos del personal. Todos recibieron su salario durante la cuarentena y a partir del 1 de julio, reabrimos los locales y atendimos al público; pero fue importante el comercio en línea.
¿Podría decir que esta crisis ha sido uno de los mayores retos que les ha tocado asumir?
Sí, por supuesto. Hemos visto cosas sorprendentes, como la lealtad del público. Siempre hemos cuidado muchísimo la imagen de nuestra empresa. Como dice nuestro eslogan: “Empresa peruana, símbolo de buena calidad y garantía”. Eso nos ha dado una satisfacción muy grande, que nos elijan o sean fieles a nosotros. Además, tenemos otra generación, la más joven, de los hijos y los sobrinos que ya hacen gran parte del trabajo nuestro. Ellos son los que están tomando las riendas de la empresa, con el asesoramiento y las recomendaciones que nosotros, los mayores, podemos dar.

¿Su objetivo es que Hiraoka siga manteniéndose
como una empresa familiar?
Por el momento vamos a seguir como una empresa familiar. La idea es mantener los valores, la parte empresarial y social; mantener la sensibilidad social y apoyar a nuestro entorno.

Mira también

ZARPA MAYOR GUARDACOSTAS

Botadura de dos navíos La presidenta Tsai Ing-wen inspecciona la recién entregada fragata Chiayi. (Foto …